Era mentira

Ese mantra que se ha repetido hasta la saciedad tanto desde el gobierno como desde la oposición “pepera”, y que decía algo así como… “mediante las vías políticas y rechazando la violencia, se puede defender cualquier cosa”, era mentira.

Así lo ha venido a decir la sala 61 del Tribunal Supremo, que ha juzgado el hecho de que Sortu se pueda inscribir o no en el registro de partidos políticos y que a pesar de que los estatutos presentados son, a juicio de absolutamente todo el mundo impecables, han dictaminado su ilegalización por nueve votos frente a siete.

Supongo que el clima de prejuicios y presiones que ha rodeado este asunto habrá tenido alguna importancia:

Es la misma “izquierda abertzale” que Herri Batasuna, Euskal Herritarrok, Batasuna, etc. Claro, ¿y?.  ¿No pedíamos que estos cafres volvieran al redíl abandonando la violencia?

¿Sortu va a incumplir los estatutos presentados?.  ¿Quien lo puede asegurar?.

¿Sortu se desmarca de la violencia por exigencia coyuntural?.  Quizá. Y si así fuera, ¿no es válido igualmente, el desmarque?

¿ETA no se ha disuelto aún?.  Eso no lo exige (ni puede) la “Ley de Partidos”, bajo la cual se ha enjuiciado este caso.

En definitiva, ¿se puede ilegalizar a un partido por sospechas o presión social?

Anuncios

Un comentario sobre “Era mentira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s