El negocio del hambre en España

Miguel G. Macho en SinPermiso

.

Cifras del hambre y la miseria en España

El 27,3% de la población en España vive actualmente bajo el umbral de la pobreza y más de tres millones viven ya en la extrema pobreza. Uno de cada cuatro españoles está en riesgo de exclusión social y un 5% —unos 2,35 millones de personas— vive con carencias alimentarias severas o directamente pasa hambre según Intermon Oxfam.

Los más castigados por la pobreza y el hambre son los más vulnerables: los niños. Uno de cada cuatro vive en situación de pobreza y el 39% de la población infantil tiene carencias serias en su dieta, sobre todo de carne y pescado por su elevado precio. Según el citado informe 2.826.549 niños viven en riesgo de exclusión social o extrema pobreza, dando el macabro porcentaje del 33,8% de la población infantil cuando en 2008 eran menos de 2 millones.

Más de 3.500.000 de los 47.129.783 habitantes que hay en este país, se han quitado una o dos comidas diarias por no poder pagárselas. Más de 50.000 familias pasan hambre teniendo dificultades serias para alimentar a sus hijos y sobreviven de los comedores sociales, la solidaridad, la caridad o rebuscando comida en los contenedores de basura.

En este país en vías al subdesarrollo, muchas personas se ven obligados a sobrevivir día a día pidiendo comida a los Bancos de Alimentos.

.

Solidaridad o caridad

La solidaridad es horizontal, entre iguales; y la caridad es vertical, de superior a inferior. Esa es la diferencia principal entre las dos que las hace irreconciliables.

Solidaridad es cuando ayudas a tu vecino a que no sea desahuciado, le ayudas a pagar cuando está hasta el cuello o cuando optas por defender los servicios sociales de los buitres en el gobierno y que tus padres conquistaron para ti. Solidaridad es cuando colaboras con una organización llevada por gente como tú que ayuda a gente como tú, sin más motivación que esa y la de pelear con todo el corazón por ellos sin que nadie sea más que el otro solo por tener más dinero o suerte. De igual a igual y dándolo todo, peleando por mejorar lo que hay juntándote con los tuyos y creando poder organizado de cambio.

Caridad es cuando la clase media pasa al lado de un sin techo y le suelta unas monedas. Es útil, si, se le dan unas monedas y calman la conciencia, pero objetivamente es pan para hoy y hambre para mañana. La caridad es un instrumento político, de dominación de los que tienen sobre los que no, dando unas migajas para que no te mueras de hambre pero sin ayudarte jamás a levantarte y pedir mejoras. De superior a inferior y dando lo que te sobra, perpetuando lo que hay y siempre sin mejorarlo lo más mínimo salvo el efecto placebo que otorga.

  • “A diferencia de la solidaridad, que es horizontal y se ejerce de igual a igual, la caridad se practica de arriba hacia abajo, humilla a quién la recibe y jamás altera ni un poquito las relaciones de poder”. Eduardo Galeano
  • “La caridad termina en mi casa, la solidaridad empieza en la puerta siguiente”.Charles Dickens
  • “Es justicia, y no caridad lo que pide el mundo”. Mary Shelley
  • “La solidaridad es la ternura de los pueblos”. Ernesto “Che” Guevara
  • “Hay algo muy bello en ver a los pobres aceptar su suerte, sufrirla como la pasión de Jesucristo. El mundo gana con su sufrimiento”. Santa Teresa de Calcuta
  • “Y ahora sé que este amor que has tenido por los hijos de los hombres es la caridad; por tanto, a menos que los hombres tengan caridad, no pueden heredarse el lugar que has preparado en las mansiones de tu Padre” La Biblia (Éter 12:33–34)

Dicho esto, empecemos con las donaciones a los Bancos de Alimentos.

.

Las campañas de donación de alimentos de FESBAL

Todos hemos visto las campañas mediáticas de la Federación de Bancos de Alimentos en televisión, radio y marquesinas donde aparecen eslóganes del tipo: “Tiene unos ojos preciosos, pero no come todos los días. El hambre no se ve” o “El que más da es el que más tiene”. Ahora que se acerca la navidad pronto anunciarán una nueva y a finales de noviembre concluyó la última.

Pues bien, da mucha rabia decirlo y es hasta deprimente hacerlo, pero todo esto no es más que logística del monopolio alimentario español y una enorme tomadura de pelo.

www.granrecogidadealimentos.org

Toda donación que se haga a un Banco de alimentos, ya sea en dinero o bienes, desgrava fiscalmente un 35 % del total del valor de lo donado directamente sobre la cuota íntegra del impuesto de sociedades. Si como empresa donas 1000 € en paquetes de arroz a precio de mercado pues fiscalmente tienes derecho a reducirte íntegramente un 35% de dichos 1000 €, 350 € en este caso, de la cuota íntegra de sociedades que te toque pagar como empresa. Si donas como individuo es igual pero un 25 % sobre el IRPF. Esta deducción no puede superar el 20% de la base imponible en ningún caso, aunque en las grandes empresas hablamos de decenas de millones de euros de posible deducción.

Fácil de entender todo esto, así se fomenta la colaboración con las ONGs y los multimillonarios pueden seguir creyéndose solidarios mientras a cambio paguen menos impuestos al fisco. Por si queda alguna duda entre los más incrédulos, cito del manual de Hacienda para el Impuesto de Sociedades, página 242-243:

La regulación legal de esta deducción se encuentra en el artículo 20 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

El importe de la deducción será del 35 por 100 de la base de la deducción, determinada según lo dispuesto en el artículo 18 de la Ley 49/2002. De acuerdo con este precepto, la base de las deducciones por donativos, donaciones y aportaciones realizados en favor de dichas entidades será:

a) En los donativos dinerarios, su importe.
b) En los donativos o donaciones de bienes o derechos, el valor contable que tuviesen en el momento de la transmisión y, en su defecto, el valor determinado conforme a las normas del Impuesto sobre el Patrimonio.

Será mucho peor cuando se apruebe la reforma de la Ley de Mecenazgo del PP, actualmente en trámite, donde la deducción pasará del 35% para empresas al 70% y en personas físicas del 25% al 60%. Sociedad de opulentos mecenas que decidirán qué proyecto prospera y cuál no, mientras se cargan con sus títeres políticos los servicios sociales de toda la población progresivamente. Ahí es a donde vamos como país, bien directos al abismo.

Bueno, ilustraré este tema con el socio más importante de FESBAL: Carrefour.

Esta empresa, actualmente en beneficios y repartiendo dividendos millonarios, en 2010 donó un millón de euros en alimentos solo a FESBAL, en 2011 un millón ochocientos euros, en 2012 se empezaron a disparar donando cuatro millones y medio de euros y en 2013 aún no hicieron públicas las cifras. Extraigo imagen a continuación de la página 68 del informe anual de 2012 y le añado un pequeño comentario.

Banco de alimentos

¿Entonces qué ha pasado aquí? Pues que el pueblo más solidario de Europa, el nuestro, ha comprado voluntariamente en establecimientos Carrefour 4.000.000 €  en alimentos (que no compraría si no hubiera campaña de recogida) que han donado en los puestos del Banco de Alimentos gestionados por voluntarios de FESBAL sin cobrar un duro. Después, como siguen la política de que “por cada kilo que dones ellos donarán otro” pues Carrefour planta otros 4.000.000 € (y es un decir, porque hablan de kilos, ellos marcan los precios de sus mercancías y no vale lo mismo un kilo de arroz que un kilo de sardinas enlatadas) de alimentos que son considerados pérdidas (menos beneficio, menos impuestos a liquidar) en excedente, esos que no entran al mercado para no descender los precios por exceso de oferta y encima sin generarse costes por tener que deshacerse de ellos. Esto teniendo en cuenta que cumplan su promesa, porque los únicos encargados de calcular y cuantificar las donaciones recibidas son ellos mismos y .

Una vez concluida la jornada entregan la donación de 8.000.000€ en un camión al Banco de Alimentos más cercano de la que Carrefour se desgravará 2.800.000€ en su cuota del impuesto de sociedades, porque la donación íntegra la hace Carrefour como empresa y no los donantes individuales. Los 4.000.000 € ya los ingresó en caja porque los alimentos donados se compraron en sus establecimientos, los 2.800.000€ es dinero que no paga en impuestos convirtiéndose vía fiscal en ganancias y el resultado es que de donar 4.000.000€ en alimentos Carrefour saca en limpio 6.800.000€ entre ventas y deducciones, sin contar otros beneficios fiscales.

.
Anuncios

Un comentario sobre “El negocio del hambre en España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s