El botín del mayor banquero español

EnfoquesLA BANCA, EL FRAUDE FISCAL Y EL NEW YORK TIMES

El New York Times ha ido publicando una serie de artículos sobre Emilio Botín, presentado por tal rotativo como el banquero más influyente de España, y Presidente del Banco de Santander, que tienen inversiones financieras de gran peso en Brasil, en Gran Bretaña y en Estados Unidos, además de en España. En EEUU el Banco de Santander es propietario de Sovereign Bank.

Lo que le interesa al rotativo estadounidense no es, sin embargo, el comportamiento bancario del Santander, sino el de su Presidente y el de su familia, así como su enorme influencia política y mediática en España. Un indicador de esto último es que ninguno de los cinco rotativos más importantes del país ha citado o hecho comentarios sobre esta serie de artículos en el diario más influyente de EEUU y uno de los más influyentes del mundo. Es de suponer que si se escribieran artículos semejantes, por ejemplo, sobre el Presidente Zapatero, tales reportajes serían noticia. No así en el caso Emilio Botín.

Una discusión importante de tales artículos es el ocultamiento por parte de Emilio Botín y de su familia de unas cuentas secretas establecidas desde la Guerra Civil en la banca suiza HSBC. Por lo visto, en las cuentas de tal banco había 2.000 millones de euros que nunca se habían declarado a las autoridades tributarias del Estado español. Pero, un empleado de tal banco suizo, despechado por el maltrato recibido por tal banco, decidió publicar los nombres de las personas que depositaban su dinero en dicha banca suiza, sin nunca declararlo en sus propios países. Entre ellos había nada menos que 569 españoles, incluyendo a Emilio Botín y su familia, con grandes nombres de la vida política y empresarial (entre ellos, por cierto, el padre del President de la Generalitat, el Sr. Artur Mas).

Según el New York Times, esta práctica es muy común entre las grandes familias, las grandes empresas y la gran banca. El fraude fiscal en estos sectores es enorme.

Según la propia Agencia Tributaria española, el 74% del fraude fiscal se centra en estos grupos, con un total de 44.000 millones de euros que el Estado español (incluido el central y los autonómicos) no ingresa. Esta cantidad, por cierto, casi alcanza la cifra del déficit de gasto público social de España respecto la media de la UE-15 (66.000 millones de euros), es decir, el gasto que España debería gastarse en su Estado del Bienestar (sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios a personas con dependencia, y otros) por el nivel de desarrollo económico que tiene y que no se gasta porque el Estado no recoge tales fondos. Y una de las causas de que no se recojan es precisamente el fraude fiscal realizado por estos colectivos citados en el New York Times. El resultado de su influencia es que el Estado no se atreve a recogerlos. En realidad, la gran mayoría de investigaciones de fraude fiscal de la Agencia Tributaria se centra en los autónomos y profesionales liberales, cuyo fraude fiscal representa –según los técnicos de la Agencia Tributaria del Estado español- sólo el 8% del fraude fiscal total.

Es también conocida la intervención de autoridades públicas para proteger al Sr. Emilio Botín de las pesquisas de la propia Agencia Tributaria. El caso más conocido es la gestión realizada por la ex Vicepresidenta del Gobierno español, la Sra. De la Vega, para interrumpir una de tales investigaciones. Pero el Sr. Botín no es el único. Como señala el New York Times, hace dos años, César Alierta, presidente de Telefónica, que estaba siendo investigado, dejó de estarlo. Como escribe el New York Times con cierta ironía, “el Tribunal desistió de continuar estudiando el caso porque, según el juez, ya había pasado demasiado tiempo entre el momento de los hechos y su presentación al tribunal”. Una medida que juega a favor de los fraudulentos es la ineficacia del Estado así como su temor a realizar la investigación. Fue nada menos que el Presidente del Gobierno español, el Sr. José Mª Aznar, que en un momento de franqueza admitió que “los ricos no pagan impuestos en España”.

Tal tolerancia por parte del Estado con el fraude fiscal de los súper ricos se justifica con el argumento de que, aún cuando no pagan impuestos, las consecuencias de ello son limitadas porque son pocos. El Presidente de la Generalitat de Catalunya, el Sr. Artur Mas, ha indicado que la subida de impuestos de los ricos y súper ricos tiene más un valor testimonial que práctico, pues su número es escaso. La solidez de tal argumento, sin embargo, es nula. En realidad, alcanza niveles de frivolidad. Ignora la enorme concentración de las rentas y de la propiedad existente en España (y en Catalunya), uno de los países donde las desigualdades sociales son mayores y el impacto redistributivo del Estado es menor. Los 44.000 millones de euros al año que no se recaudan de los súper ricos por parte del Estado hubieran evitado los enormes recortes de gasto público social que el Estado español está hoy realizando.

Pero otra observación que hace el New York Times sobre el fraude fiscal y la banca es el silencio que existe en los medios de información sobre tal fraude fiscal. Tal rotativo cita a Salvador Arancibia, un periodista de temas financieros en Madrid, que trabajó para el Banco Santander, que señala como causas de este silencio el hecho de que el Banco Santander gasta mucho dinero en anuncios comerciales, siendo la banca uno de los sectores más importantes en la financiación de los medios, no sólo comprando espacio de anuncios comerciales, sino también proveyendo créditos –aclara el Sr. Salvador Arancibia- “….medidas de enorme importancia en un momento como el actual, donde los medios están en una situación financiera muy delicada”. De ahí que tenga que agradecer al diario que se atreva a publicarlo, porque hoy, artículos como los que publica el New York Times y el mío propio, no tienen fácil publicación en nuestro país. Es lo que llaman “libertad de prensa”.

Vicenç Navarro, Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

NO ES UNA CRISIS, ES UNA ESTAFA

Carlos Paredes (Miembro de Democracia Real Ya)

Créditos; más o menos, la cosa funciona así:

1º Un día, usted va al banco y pide un millón para comprarse una casa.
2º El banco, le da a usted ese millón, y usted se lo entrega al dueño de la casa (para comprarla).
3º El dueño de la casa, coge ese millón y lo deposita nuevamente en el banco.

Conclusión: el banco tiene un millón igual que antes, pero usted ahora le debe otro. Acabamos de fabricar un millón de la nada.

Pregunta: ¿Cuánto dinero le ha costado al banco la operación?

Cabe la posibilidad, de que el propietario de la casa, ingrese el dinero en otro banco distinto al que le dio a usted el préstamo. Para eso, se inventó la globalización, para que ambos bancos acudan al mercado interbancario, y el que tiene dinero de menos, le pida prestado al que tiene dinero de más. El interés al que se prestan dinero los bancos en la zona Euro, se llama Euribor.  Es por eso que todos los créditos son a Euribor + algo. Es decir, lo que me cuesta traer el dinero desde otro banco, más lo que le cobro a usted por mis servicios.

Con esta manera de actuar, el banco le presta el mismo euro a decenas de personas. Ese es el gran negocio. Fabricar dinero de la nada. Por eso el gran boom inmobiliario y la explosión hipotecaria. Pero claro, en el fondo… sólo es el mismo euro prestado infinidad de veces. Es… como una estafa piramidal.

¿Sabe cuánto dinero está obligado a tener el banco en caja? Pues ni más ni menos que el 9% del dinero que presta, sí, han leído bien. Y eso, es ahora; hace sólo unos meses era el 6%. Ese cambio, del 6% al 9% ha obligado a enormes recapitalizaciones de la banca, muchas veces con dinero público. Eso, en Europa, porque en Estados Unidos, Lehman Brothers, llegó a tener en “cash” sólo una milésima parte del dinero que prestaba. Se llama “desregularización financiera” es decir, que cada uno haga lo que quiera.

Y recuerde, si usted no paga, el banco, que sigue teniendo el mismo dinero de antes (más o menos) le quita la casa, y le reclama además el 40% de la hipoteca.

.
Propuesta de limitación de pagos en metálico:

Lo que esconde la medida de limitar los pagos en metálico a un máximo 1000 euros, es sobre todo, evitar que el dinero salga del circuito/dominio bancario:

Con esa medida se pretende evitar un fraude de unos 27.000 millones de euros, que es apenas una tercera parte, de los 80.000 millones de euros que evaden las grandes fortunas españolas a través de paraísos fiscales, y que continúan campando a sus anchas.

2ª Parte

Usted mete sus ahorros de toda la vida en un fondo de inversión a cambio de un interés “un producto muy bueno” como suele decirle el señor o señora con quien habla habitualmente en su banco.

Cada fondo de inversión “invierte” en diferentes cosas… pero en general, lo que hace usted cuando firma esos papeles que nunca nadie lee, es comprar la deuda de otro. Es decir, compra usted una hipoteca, o un préstamo que el banco le ha hecho a otra persona. Con lo cual, el banco se queda con su dinero (que es real) y le coloca a usted una deuda (dinero ficticio o que no existe), abonándole una parte de los intereses que cobra al hipotecado.

El banco ha conseguido dinero de verdad, a cambio de venderle a usted el crédito de otro.

Si la persona que tiene contraída la deuda con el banco, no paga, tiene usted un problema, porque puede darse el caso de que no pueda recuperar su dinero.  (Esa parte que le cuesta tanto contar a su persona de confianza en el banco)

Para evitar eso, (que usted pierda su dinero), hay un seguro de impago. Lástima que no le cubra a usted.

El banco, le vende el seguro de impago, (sacando dinero por ello) que debería cubrirle a usted, a un tercero, y además, es legal. (La ley lo permite y lo ampara).  Así es que, si el señor que tiene la deuda, no puede pagar, usted pierde su dinero, y un tercero se forra.

Los seguros de impago, (que no le cubren a usted, aunque sea el propietario de la deuda) se llaman CDS, y son un producto que cotiza en bolsa.

Cuanto más riesgo hay de impago, más suben los CDS de esa deuda/fondo, porque el propietario de los mismos, es el que va a cobrar el seguro de impago (si se produce este). Y todos los fondos de inversión tienen CDS asociados.

¿Recuerdan la crisis de las subprime en USA? Un montón de gente dejó de pagar sus hipotecas, lo que hizo que otro montón de gente perdiera el dinero que tenía metido en fondos de inversión, y que varios bancos quebraran o amenazaran con la quiebra. Por eso los gobiernos metieron dinero. Ni los propios bancos sabían (según ellos) qué deuda había comprado usted, cuando metió el dinero en un fondo de inversión. Y por eso, quebró AIG la principal aseguradora de USA, porque no había dinero suficiente para cubrir los CDS, los seguros de impago. Eso sí, hubo gente, los dueños de esos CDS que se hicieron de oro, con el dinero que el gobierno estadounidense metió en la aseguradora, que fue directamente a sus bolsillos.

¿Y qué se ha hecho desde entonces? Nada.

Ahora, en lugar de especular con el impago de las hipotecas, se hace con la deuda soberana de los distintos países.

De esta manera, hay gente que hará todo lo posible, para que un país quiebre, para poder cobrar los CDS correspondientes a la deuda soberana de ese país.

El problema es, que cuando la cantidad que tiene que abonar la aseguradora es muy grande, no hay dinero para cubrirla, (como pasó con AIG) y ese es el principal motivo por el que la señora Merkel y otros líderes europeos, se echan las manos a la cabeza y piden reducción del déficit.

Por eso todas las recapitalizaciones bancarias, o los planes de aumentar los fondos para rescates bancarios en la Unión Europea.

Y es que, esta forma de hacer dinero, es la más rentable del mundo (si sale bien).

Piénsenlo:

Primero: presto dinero (fabrico dinero de la nada a través del crédito).

Segundo: convierto el dinero ficticio en real, captando el dinero de ahorradores (fondos de inversión).

Tercero: vendo a otras personas los seguros de impago de la deuda, y creo un mercado especulativo con ellos.

Cuarto: creo también un mercado especulativo con la deuda en sí misma (no iba a ser menos).

Y todo funciona bien, hasta que quien recibió el primer préstamo, dice que no puede pagar, y todo el castillo de naipes se desmorona.

Esta forma de hacer dinero, representa, más del 80% de la economía mundial, que no es otra cosa, más que humo.

Cada vez que le recortan a usted los servicios públicos o le hablan de medidas para combatir la crisis, sepa usted que lo hacen para poder mantener esta enorme estafa piramidal, que es “el sistema financiero”.

Por cierto, el problema no tiene solución. Piense que más del 80% de la economía mundial depende de que usted pida prestado, pero si usted no puede devolver el préstamo, el sistema se cae.

¿Cuántas medidas se están tomando para que usted pida prestado? ¿Y para que pueda devolver ese crédito?

No hace fatal ser muy listo, para darse cuenta de que el punto óptimo de funcionamiento del sistema reside en conseguir que usted contraiga una deuda permanente, pero que al mismo tiempo pueda siempre ir devolviendo poco a poco. Cuando una de las dos condiciones se rompe, el sistema funciona peor, o directamente se desmorona.

La trama NOOS

.

Actualización a 11 de Enero de 2016

Comienza la fase oral del juicio:
Posteriormente a la publicación de este post de abajo, es conocido que a la luz de nuevos testimonios y datos, la infanta Cristina fue imputada por el juez instructor a pesar del ilógico -desde el punto de vista procesal- empeño del fiscal del caso señor Horrach, de eximirla de toda responsabilidad.

Hoy, Cristina de Borbón se sienta en el banquillo junto al resto de sospechosos de culpabilidad de esta representativa trama estafadora de los poderes de la actual España.

Juicio NOOS

El Correo

La máquina de hacer dinero

En 1999 no era nada. La ‘Asociación Instituto Nóos de Investigación Aplicada’ creada entonces por Diego Torres con un patrimonio de apenas 100.000 pesetas ni siquiera había terminado de nacer. En los cuatro primeros años de vida, la fundación ideada por el profesor de Esade no llego a facturar ni un solo euro. El proyecto estaba a punto de morir antes de ver la luz. No había negocio para un docente recién llegado y de nombre desconocido que capitaneaba una entidad sin aparente ánimo de lucro que aspiraba a convertirse en «punto de encuentro» de los profesionales del marketing y que declaraba tener como objetivo hacer estudios para convertir a las empresas en más competitivas.
Pero todo cambio en 2003, cuando un compañero de estudios llamado Iñaki Urdangarin se unió a Nóos. Torres ni siquiera dudó en cederle la presidencia de su mortecina fundación en noviembre de 2004. Eran, dicen, el tándem perfecto. Diego Torres ponía el ingenio y la voz y el duque, la cara y los contactos. Al dúo se unió el cuñado de Torres, Miguel Tejeiro, como asesor financiero. Y el dinero comenzó a fluir en el instituto y en sus empresas satélites: tres millones de Valencia, 2,5 de Baleares.
De cero euros a 16 millones en nueve años. Más de 6,4 millones vinieron de entidades públicas, que no tuvieron el menor reparo en adjudicar trabajos a Nóos a dedo y sin concurso alguno, aunque no les interesaran lo más mínimo, aparente y simplemente por el mero hecho de que era el yerno del Rey quien llamaba a la puerta.
Torres y Urdangarin se convirtieron supuestamente en expertos en hacerse con negocios, no solo de las administraciones, sino de cualquier institución. Hasta 103 pagadores diferentes fueron captados directamente por la fundación altruista que el yerno del Rey presidió hasta 2006. El Ayuntamiento de Valencia, Volskwagen, Telefónica, la SGAE, BBVA, Seat, Meliá, Tous, Repsol, Bancaja, Esade, Aguas de Valencia, Iberdrola… una lista interminable, pero siempre el mismo sistema, acosar a las empresas con Urdangarin como ariete hasta conseguir un encargo. En realidad, cualquier encargo. Luego, cobrar esos trabajos a «precios totalmente desproporcionados», en palabras del juez José Castro. Unos estudios que, a veces, eran solo pasables, las más, mediocres, y otras, directamente, ‘refritados’ de otras publicaciones, incluso sacados de Internet.
Eso sí, reconocen directivos de muchas de las firmas que trabajaron con Nóos, nadie se atrevía siquiera a discutir las tarifas fuera de mercado de la ONG. Nadie se atrevía a enemistarse con el duque, aunque muchos, en voz baja, se quejaban de la escasa utilidad de esos informes tan teóricos y, sobre todo, de lo caro, muy caro que resultaban. El club de fútbol Villarreal llegó a pagar a 69.000 euros cada página de informe.
Un sistema simple
El sistema era simple, pero efectivo. También simple -en términos de arquitectura financiera- era la forma en la que convirtieron a una entidad sin ánimo de lucro en la gallina de los huevos de oro. Nóos, que no podía enriquecer directamente a sus socios, solo, o casi exclusivamente, trabajaba con las empresas satélites, estas sí con ánimo de lucro, creadas por Urdangarin, Torres y la familia política de este último. Es decir, Nóos subcontrataba a las compañías de los imputados para cualquier trabajo.
Ni siquiera era un problema que la mercantil del yerno del Rey, Aizoon, fuese una inmobiliaria para dedicarla a estudios de mercado. Facturas cruzadas y falsas a nombre de Nóos por cualquier concepto cerraban el círculo.
Dicen los especialistas de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que este sistema es de los más «chapucero» que han visto en los últimos años. «De primero de estafa», bromean. Los policías están convencidos de que los propios imputados sabían que su entramado era bastante evidente y que no aguantaba la más mínima auditoria, pero estaban confiados en que eran intocables, quizás impunes.
El presunto chiringuito funcionó a pleno rendimiento entre 2004 y 2006. En la primavera de aquel año los socialistas baleares comenzaron a hacer preguntas sobre cómo se había adjudicado sin ningún tipo de concurso a Nóos la organización del primer Forum Illes Balears por el que el Gobierno del popular Jaume Matas había pagado 1,2 millones de euros por una reunión de apenas dos días. La Zarzuela lo vio claro e hizo a Urdangarin y a su esposa salir de manera urgente de la dirección de la fundación. El duque rompía amarras con su socio, aunque solo sobre el papel. Su empresa Aizoon siguió (y aun sigue) vinculada con el entramado Nóos, hasta el punto de que en 2009 está dirigida por un apoderado, Mario Sorribas, que a su vez es el administrador único de la firma ‘De Goes’, la empresa montada para lavar en el extranjero la ingente cantidad de dinero público y privado que habían conseguido.

La infanta Cristina a salvo,  por ahora

La infanta Cristina, a salvo por ahoraLa infanta Cristina está, por ahora, a salvo del ‘caso Babel’. La Fiscalía Anticorrupción “asegura” que la hija del Rey nunca estuvo en el «círculo de toma de decisiones» del entramado Nóos y que su presencia en puestos de responsabilidad muy delicados en dos de la firmas de la trama era meramente «testimonial» o «decorativa». No hay pruebas de que Cristina de Borbón, insiste el Ministerio Público, estuviera al corriente de los supuestos negocios irregulares de su marido. *
En la misma situación que la infanta, afirman estas fuentes, estaría Carlos García Revenga, secretario de las infantas y tesorero hasta junio de 2006 del Instituto Nóos, y por tanto conocedor de la cuentas, al menos sobre el papel. En esa fundación sin aparente ánimo de lucro, la infanta Cristina ocupó el puesto de vocal. Ambos compartieron junta directiva con los tres imputados más destacados de la ‘operación Babel’: el propio Urdangarin, Torres y el cuñado de este último y supuesto cerebro financiero del entramado, Miguel Tejeiro.
La infanta ocupó ese puesto directivo en los años más intensos para los negocios en Baleares y Valencia, 2004, 2005 y 2006. Solo abandonó la supuesta ONG en el verano de este último año, cuando aparecieron las primeras denuncias parlamentarias por los millonarios negocios en Palma de Mallorca y el Rey obligó a su yerno, a su hija y a Revenga a romper amarras con Nóos. Los investigadores aseguran que no han hallado evidencias de que, pese a ser directiva de Nóos, ejerciera tareas de administración o tuviera control sobre las cuentas de la fundación en ese período.**
Socia de Aizoon al 50%
La situación de Cristina de Borbón es algo más delicada en Aizoon, la inmobiliaria de la que es socia al 50% con su marido, además de secretaria de su junta. Esta empresa participó supuestamente en el cruce de facturas falsas para intentar ocultar los ‘pelotazos’ en Valencia y Palma, y adquirió dos edificios en Palma de Mallorca y otro en Terrassa con fondos procedentes presuntamente de convenios firmados por Nóos. En los años de oro de la trama, llegó a facturar a la sombra de la fundación más de un millón y medio de euros, siempre con Cristina de Borbón como copropietaria.
La inmobiliaria -administrada actualmente por un apoderado del duque también investigado por dirigir la empresa usada para la evasión de capitales- tuvo su sede social en el palacete de Pedralbes , propiedad de los duques de Palma y valorado en más de seis millones de euros. Se da la circunstancia de que, según la investigación, Iñaki Urdangarin reformó parte de esa mansión con dinero público desviado a Aizoon***. La Policía apunta que el yerno del Rey invirtió al menos 80.000 euros procedentes de los gobiernos de Valencia y Baleares en los cerramientos, aluminios, cristales, puertas y suelos de aquella vivienda.
Por ahora, explican fuentes de la investigación, Anticorrupción ni siquiera se plantea pedir el interrogatorio de la infanta como testigo, un trámite que la Ley de Enjuiciamiento Criminal permite a doña Cristina resolver por escrito.
Comentarios del editor:
* “Testimonial”, “decorativa”…  ¿es la misma presunción de inocencia que se aplica a cualquiera que no sea un Borbón? Total, sólo formaba parte de dos de las empresas presuntamente delictivas.
** Asunto que debiera dilucidarse en fase de instrucción, por lo que lo correcto sería imputarla.

*** Es decir, en la vivienda de la pareja Urdangarín-Borbón, la incauta infanta ¿tampoco se enteró de donde salía todo ese dinero?

¡¡NO HEMOS DADO DINERO A LOS BANCOS!!

Nos lo ha mentido en sucesivas ocasiones nuestro presidente de gobierno Rodríguez Zapatero.

Hemos tenido que oir también de su misma boca lindezas como… “Decir que el Gobierno ha dado dinero a la banca, es demagogia”

Sin embargo hoy hemos conocido que aparte de lo que ha salido de los cajones privados que son 5.838 millones, esa mentira de Zapatero ocultaba que hemos puesto 7.551 millones de euros que, como no podía ser de otra manera, han salido de nuestros bolsillos y también robados al sistema sanitario, educativo, asistencial, etc. a través de un órgano del Estado que se llama Fondo de Reestructurción Bancaria Ordenada (FROB).

El dato lo ha facilitado ese siniestro personaje que se llama Miguel Angel Fernández Ordóñez, a la sazón Gobernador del Banco de España, y que es uno de los tantos que han dado numerosas muestras de ineptitud, éste al menos desde el año 2.006 en el que se aferró a esa poltrona sin enterarse de la gestación de la crisis.

Este dinero público se ha destinado a 13 entidades bancarias que estaban en apuros, con el objetivo de sanearlas.

Además, el Estado ha nacionalizado tres bancos para sanearlos y venderlos de nuevo a manos privadas. Estos son Catalunya Caixa, Unnim y Novacaixagalicia.

Falsedades sobre la reforma

VICENÇ NAVARRO Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra / Ilustración de Mikel Jaso

En el debate actual sobre la reforma constitucional y la ley orgánica complementaria se están haciendo afirmaciones que no son sostenibles. A continuación detallo las más representativas:

“El mayor problema que tiene España es el tamaño del déficit y de la deuda pública”.
No es cierto. En 2007, el Estado tenía superávit y la deuda era de las más bajas de la Eurozona y ello no protegió a España de tener una Gran Recesión. Incluso hoy, la deuda pública es menor que el promedio de la Eurozona y el déficit ha descendido, lo cual no ha evitado que los intereses que el Estado español ha tenido que pagar para vender su deuda pública hayan sido los mayores en su historia.

“La ley aprobada por el pacto PSOE-PP no es un ataque al Estado del bienestar”.
Sí que lo es. Si se le exige al sector público que reduzca el déficit publico, hay varias maneras de hacerlo. Bajando el gasto público, aumentando los impuestos o incrementando el crecimiento económico para ingresar más fondos al Estado. En España, la mayor reducción del déficit público siempre se ha conseguido con recortes de gasto público, incluyendo el gasto público social. Pasó cuando el Estado español tuvo que reducir el déficit para acomodarnos al criterio de Maastricht, y bajar el déficit al 3% del PIB. Y pasa ahora, cuando quieren reducirlo al 0,4% del PIB. Es más, la fiscalidad del Estado español (tanto central como autonómico) es profundamente regresiva. Si miramos los niveles efectivos (reales) de tributación y no sólo nominales, las grandes familias, las grandes empresas y la banca, pagan niveles muy inferiores (restando al Estado 44.000 millones de euros al año) a lo que paga un trabajador en nómina. El Estado ya ha demostrado todos estos años su incapacidad o falta de valentía política de corregir esta situación. Le es más fácil recortar los servicios domiciliarios a las personas con dependencia (600 millones de euros) o congelar las pensiones (1.200 millones) que revertir la bajada de impuestos (37%), que afectaron a los súper ricos (300.000 euros o más al año) en los últimos quince años (2.500 millones de euros). Las clases populares tienen menos poder sobre el Estado español que las clases dominantes.

“Si no se toman estas medidas, los mercados no se calmarán y terminaremos peor”.
Los mercados no son calmables. El problema no es la especulación de los mercados, sino la falta de protección de los estados frente a los mercados. Lo que un Estado hace frente a las maniobras especulativas es imprimir dinero y comprar su propia deuda pública, forzando la bajada de los intereses de tal deuda. Pero, con la creación del euro, los países del euro no pueden hacer esto. Sólo el Banco Central Europeo puede imprimir dinero. Pero en lugar de hacer lo que los bancos centrales hacen, es decir, comprar deuda pública de los estados de la Eurozona, lo que hace es proveer liquidez a los bancos privados, pero no a los estados. Sólo, recientemente y con grandes reticencias, se ha estado haciendo, pero tarde e insuficientemente. Cuando compró deuda pública de España e Italia, los intereses bajaron. Esto debiera hacerlo pero no excepcionalmente, sino como parte de su función. Es más, los estados de la Eurozona debieran tener bancos públicos para garantizar el crédito. En España se está yendo en sentido contrario. La privatización de las cajas dificultará todavía más la garantía del crédito.

“Todos los estados de la Eurozona debieran tener una legislación igual, prohibiendo que tengan déficits públicos”.
Como ha indicado el Center for Economic and Policy Research, uno de los centros de investigación más prestigiosos de EEUU, tal política “sería un desastre”. Sería equivalente a que Estados Unidos, cuyos estados tienen que tener un déficit cero para los gastos ordinarios (pero no en inversiones), no tuvieran un Estado Federal con un Gobierno que tiene déficits del 8,2% del PIB (y una deuda del 160% del PIB) y con un Banco Central (The Federal Reserve Board) que ayuda a los estados (California tiene unas cuentas públicas en tan mala forma como Grecia) y compra deuda pública (algo que no está permitido al Banco Central Europeo).

“Estas políticas de austeridad nos evitarán llegar a la situación griega”.
Todo lo contrario, están acelerando a alcanzar la situación griega. Tales medidas, congelación de pensiones y recortes sociales, que están empobreciendo todavía más el subfinanciado Estado del bienestar español (el gasto público social por habitante es el más bajo de la Eurozona) está dificultando enormemente la recuperación económica al reducir la demanda de bienes y servicios, que es el mayor problema de la economía española. Estas políticas de austeridad están empobreciendo tal demanda. Hoy está creciendo la percepción, incluso en centros financieros, de que el mayor problema de España es el escaso crecimiento económico. La explosión de la burbuja inmobiliaria creó un agujero equivalente a un 7% del PIB que tendría que rellenarse con gasto público para permitir una estimulación de la economía. Tras cuatro años de austeridad, la economía española continúa estancada.

“El estímulo económico se aplicó en España y no ayudó mucho”.
No es cierto. Ayudó poco porque consistió sobre todo en recortes fiscales que beneficiaron sobre todo a las rentas superiores que son las que proporcionalmente consumen menos y tienen, por lo tanto, escaso impacto estimulante de la demanda. Muy pocos de los estímulos fueron encaminados explícitamente a crear empleo. De la misma manera que las derechas están utilizando la crisis para obtener lo que siempre han querido, es decir, disminuir los salarios, la protección social y privatizar el Estado del bienestar, las izquierdas debieran utilizar la crisis para conseguir sus objetivos, es decir, hacer un reforma fiscal profunda que, a base de corregir el enorme déficit fiscal de las clases pudientes –grandes familias, grandes empresas y banca– se resolviera el déficit social, creando empleo, y a la vez se estimulara la economía. Así se salió de la Gran Depresión y así se debería salir ahora.

LA NUEVA ESTAFA DE RUIZ MATEOS

“NUEVA RUMASA es la RUMASA de siempre”

Ahora que se cumplen 28 años (el 23 de este mes) de la expropiación de Rumasa, don Jose María vuelve por sus fueros.

Resultaba altamente sospechosa la potentísima y exagerada campaña publicitaria de “Nueva Rumasa” que veíamos a doble página en los diarios más importantes, en domingo y días de mayor difusión, y durante un largo período de tiempo en el último año.

Al final…  lo de siempre, lo que acostumbra este empresario modelo de ese estilo gansteril tan generalizado en este país. Impagos a la tesorería de la Seguridad Social, trabajadores camino del paro, estafa a más de 5000 inversores, deudas con proveedores hasta llegar a -según diferentes registros de morosos-, unos “impagados” por valor de 76 millones, etc.

La campaña era esta:

Este conglomerado de 60 marcas de las que son propietarios la familia RUIZ MATEOS se agrupan bajo la bandera de Nueva Rumasa, aunque en realidad no están consolidadas como un holding, lo que significa que son independientes, para una mayor impunidad.

Por otra parte, cumpliendo fielmente el libro de estilo del buen empresario español, la gran mayoría de estas empresas están controladas desde… “Paraísos Fiscales”.