Hombre, si crea empleo…

Esta simpleza es tan común que delegaciones de las autonomías de Madrid y de Cataluña negocian las condiciones que el mangante (perdón magnate) este de los casinos pone para levantar el mayor conglomerado de juego de Europa en España: una gran avenida con 10 o 12 grandes rascacielos, en los que se ubicarán 12 resorts de 36.000 habitaciones en total, y 6 grandes casinos con 1.065 mesas de apuestas y 18.000 máquinas tragaperras y recreativas repartidas por todo el recinto.

Un gran montaje centrado en el juego, con todo lo que lo siempre acompaña a esto, mafias. Es decir, un desastre social, y como desastre social tampoco muy eficiente, ya que puestos a proponer cualquier barbaridad con tal de crear empleos, una guerra sería mucho más eficaz para crear empleo y  reduciría población, reduciendo a su vez el necesario gasto social correspondiente.

Evidentemente esto es una burrada, pero no lo es menos la propuesta del mega complejo de juego este si además de lo mencionado, recordamos las exigencias que contra nuestra legislación y nuestro sentido común plantea semejante proyecto:

1. Trabajo.

  • Sheldon Adelson quiere que se modifique el Estatuto de los Trabajadores para relajar la “rigidez de los convenios colectivos”, lo que implica además cambiar todos los que afecten a sectores con trabajadores en su complejo de casinos. Propone además celebrar “reuniones periódicas” entre el Ministerio de Trabajo, la empresa y los sindicatos “para minimizar las cuestiones litigiosas”, lo que obliga a modificar la Ley de Procedimiento Laboral.
  • Plantea que se cambie la Ley de Extranjería y el Estatuto de los Trabajadores para “reducir el periodo de tiempo [necesario] para el traslado de trabajadores a España”, creando una “oficina ad hoc” y “un régimen especial que acelere el proceso de concesión del permiso de trabajo y residencia” a empleados foráneos, con una validez de entre seis meses y dos años. En lugar de la documentación requerida en la norma vigente, bastaría con “una carta que evidencie la capacidad [del trabajador] para presentarse al puesto al que opta”. Exige además al Gobierno “trato preferente” para su empresa en la concesión de visados de trabajo, y cambios en el requisito de certificado de penales.
  • Adelson se queja del “elevado coste de las cuotas a la Seguridad Social”, y requiere “dos años de exención en su abono, seguido de una reducción del 50% en los siguientes tres años”. Además, pide que sus trabajadores puedan mantener la Seguridad Social de su país de origen en lugar de la española más allá de los cinco años marcados por la ley vigente.
  • También solicita al Ministerio de Educación y a la consejería regional la creación de un MBA sobre la industria del juego “a la medida de las necesidades del complejo”.

2. Incentivos.

  • Adelson quiere que se cambie el desarrollo de la ley comunitaria que rige las ayudas estatales a empresas, para que el Gobierno pueda “apoyar la solicitud de financiación por un importe superior a los 25 millones de euros” al Banco Europeo de Inversiones (el organismo financiero de la UE). En esencia, lo que desea es que no se le pidan garantías para obtener esa financiación, y si eso no es posible, que el Estado español actúe como garante.
  • Quiere incluir en las ayudas europeas para “trabajadores desfavorecidos” a los menores de 30 años, y ampliar las ya vigentes (para parados de larga duración, personal sin educación básica, mayores de 50 años, etc.).
  • Pide la financiación de hasta el 60% de los gastos de formación a empleados; y del 100% de sus inversiones en mejora medioambiental durante cinco años. Además, pretende recibir subvenciones al empleo también por los puestos indirectos calculados durante la construcción del complejo.

3. Infraestructuras.

  • El magnate solicita  que se construya una estación de metro de tarifa urbana en el complejo donde se planee ubicar y que haya conexión con el AVE; que se enlace mediante nuevas líneas de autobús con el centro de la ciudad próxima, con aeropuertos, con estaciones, etc.; que se construyan nuevos accesos desde las carreteras cercanas y se mejoren las carreteras “para evitar atascos”; y que se permitan los vuelos en helicóptero al complejo desde los aeropuertos cercanos, mejorando las infraestructuras para terminales privadas en estos aeropuertos y permitiendo construir un helipuerto dentro del complejo (“si es necesario, en el tejado de cada hotel”).
  • Requiere además que se eliminen o se entierren las infraestructuras de gas, agua y electricidad; que se acabe con zonas de chabolismo y otros asentamientos ilegales; que se refuercen los servicios públicos (agua, luz, alcantarillado) y de emergencias (bomberos, ambulancias, hospitales); y “acceso wifi garantizado en todo el complejo, gratis o de pago”.

4. Suelo y urbanismo.

  •  Pide al Gobierno regional y al Ayuntamiento que le ceda todo el suelo público que posea en la zona, y que “ubique las viviendas protegidas en otros emplazamientos”. Plantea que se expropie el suelo que ya está en manos privadas “cuando no sea posible una solución negociada”; y que se acorten o eliminen los plazos y requisitos urbanísticos para construir el complejo, aportando incluso los criterios de edificabilidad que deben aprobarse (y que multiplican por tres los vigentes).

5. Marco regulatorio.

  •  Pide al Gobierno regional una ley específica con una vigencia de 30 años que declare el proyecto como de interés autonómico, le otorgue un periodo de exclusividad de 10 años (con una cláusula de no competencia), autorice licencias sin concurso y cree un régimen de juego y comercial excepcional. Quiere además que se eliminen las limitaciones a la inversión extranjera en casinos y la necesidad de autorización previa si cambia de manos más de un 5% del capital social.
  • Pretende que se permita la entrada a los casinos a los menores de edad, las personas incapacitadas legalmente y a aquellos apuntados voluntariamente en un registro precisamente para que no se les deje acceder a estos establecimientos.
  • Busca cambiar la ley de prevención de blanqueo de capitales para que solo se obligue a identificar al cliente a la entrada del casino y cuando quiera comprar o cambiar fichas por valor superior a 2.000 euros (un umbral que así mismo desea rebajar). Eso eliminaría el requisito de hacerlo también cuando el jugador transfiere al casino fondos para poder apostar, el modo habitual de aquellos que juegan cantidades muy elevadas.
  • Quiere que los casinos puedan suministrar crédito a los jugadores, eliminar la prohibición de publicidad e incentivos en el complejo, y cambiar la Ley de Enjuiciamiento Civil en lo que afecta a la ejecución por vía legal de las deudas de juego. Además, pretende legalizar el sistema de intermediarios (junkets) y apuestas VIP que emplea en Asia.
  • Pide a la Comunidad que homologue automáticamente los juegos que ya hayan sido probados en otros países de la UE o en EE UU; que permita los juegos wireless; y que responda de forma “inmediata” a sus peticiones de nuevos sistemas de apuestas. Además, pretende arrogarse la “facultad para aprobar nuevos juegos y demás cuestiones administrativas”.
  • Quiere crear una comisión del juego, como la que vigila estas actividades en EE UU, formada por miembros del Gobierno regional y “expertos independientes”.
  • Pide que se permite fumar en espacios cerrados dentro del complejo, así como libertad de horarios comerciales para todos sus negocios.

6. Tributación.

  • Adelson pretende que se permita obtener la devolución del IVA a las empresas del complejo (con periodicidad mensual); y que éste sea una “zona franca” para que los clientes no comunitarios queden exentos de pagar ese impuesto.
  • Quiere que se eliminen los aranceles para la importación de productos y se simplifiquen los trámites aduaneros (entre otras cosas, “reduciendo” la obligación de prestar garantía ante las autoridades fiscales).
  • Solicita que se cambie la Ley del Impuesto sobre Sociedades (amortización, deducciones, etc.), la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (para que los premios ganados en España tributen en el país de residencia del jugador) y la Ley del IRPF (para los impatriados).
  • Pide diez años de ‘vacaciones fiscales’ a la Comunidad  en lo que se refiere a la tasa fiscal sobre el juego, incluyendo las máquinas recreativas; y que el tipo se reduzca luego al mínimo (3%) si se mantiene el empleo.
  • Quiere una bonificación del 95% del impuesto sobre transmisiones patrimoniales (“porque necesitará adquirir gran cantidad de terreno”) y del impuesto municipal sobre construcciones, instalaciones y obras.
  • Pide diez años de exención del impuesto sobre bienes inmuebles y una bonificación posterior del 95%, así como otra en igual porcentaje del Impuesto sobre el Incremento Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana.
  • Requiere una bonificación de 50% del Impuesto de Actividades Económicas en el tramo local, regional y estatal, ligado a un compromiso de crear empleo estable.
  • Y, por último, exige a las tres administraciones que “negocien previamente” con la empresa “la aplicabilidad de nuevos tributos o cargas con impacto en el complejo”.

Fuente: El país

¿QUE TRAIGAMOS LA PASTA?

Estimados miembros del Gobierno Mariano;

Nosotros, los emprendedores-defraudadores habituales, estamos viendo con perplejidad y regocijo esa pueril iniciativa que habéis puesto en marcha para tratar de que traigamos esos dinerillos que tenemos repartidos por el mundo y de esta forma para que coticemos por ellos, aquí en España de donde somos y nos sentimos.

Ya sabéis que a nosotros, a patriotas no nos gana nadie, pero como es sabido “el dinero no tiene patria”, y éste -siempre con mucha iniciativa- se mueve allá donde menos desgaste y mayor crecimiento pueda encontrar.

Con esta amnistía fiscal  o “regularización extraordinaria” como con elegancia y disimulo la llamáis, leo que pretendéis recaudar 2.500 millones y que finaliza el 30 de noviembre.

Eso está bien pero, además de “regularizar” nuestras fortunas a cambio de pagar un 10 % y sin ser sancionados por nuestros trapicheos financieros, nosotros, los artesanos de la “pasta” nos preguntamos:

  • ¿Qué me motiva a mí o a los demás que junto a mí tenemos 90.000.000.000. de euros en paraísos fiscales para cotizar donde nuestra rentabilidad va a estar sujeta una fiscalidad más severa?
  • ¿Qué me obliga a ello?, nada ¿no? ya que sólo nos lo pedís pero sin ninguna capacidad coercitiva para conseguirlo.
  • ¿Cómo queréis que hagamos eso con el riesgo de que aprendáis la ruta de nuestras evasiones fiscales?
  • ¿Como esperáis que lo hagamos, si para las siguientes ocasiones vamos a estar más controlados?

En definitiva, ¿no veis que sois unos inocentes manzanillos que hacéis el ridículo pidiendo limosna por la calle, además de prevaricadores por hacer “leyes que van contra la Ley”?.

Bueno ya, esto es una broma nuestra. Es verdad que a nosotros los emprendedores, lo que nos importa es la pasta y nos encanta el fraude de ley, pero ¿vosotros, que se os llena la boca con la “legalidad”?

En fin, que sí, esperad sentados, que ya si eso…, vamos por ahí y tomamos unas cañas.

Don Emprendedor-Defraudador y otros

.

.

Gráfico: Plataform against  the BBVA

PARAÍSOS FISCALES, O COMO ESTAFAR A LOS CIUDADANOS

ESTRATEGIAS FRENTE A LOS PARAÍSOS FISCALES

Juan Hernández Vigueras

¿En qué cuantía los bancos y fortunas españolas escondidos tras hedge funds* o entidades de la City o de Suiza, participan en la especulación sobre la deuda pública española? La famosa estafa del broker de Wall Street, que gestionaba fondos de alto riesgo, reveló que estos instrumentos especulativos son el camino que siguen las “inversiones” de las Sicav‘s** y la llamada banca privada o de gestión de grandes patrimonios particulares. La isla Mauricio es el mayor inversor en la India; y uno de los mayores inversores en China son las Islas Vírgenes Británicas, sede de filiales de importantes grupos españoles. El propio capital hindú, chino o español, utiliza estas islas para aprovecharse de sus ventajas fiscales y de la posibilidad de ocultar quien es el dueño. Son algunos de los datos recogidos por The Economist bajo el título (traducido) de “La rabia pública y la inquietud de los accionistas amenaza la tranquilidad de los paraísos fiscales” (5-10-2011) Y cualquier delito económico millonario, sea fiscal, de corrupción o estafa, tiene su apoyo en cualquiera de los 73 países y territorios autónomos, que en Tax Justice Network hemos identificado por una serie de características que les definen como “secrecy jurisdictions”, jurisdicciones del secretismo; cuya web es una fuente informativa solvente para medios de comunicación internacionales como el referido.

.
Alcance tridimensional
El creciente entorno crítico global ha motivado que la cumbre del G-20 en Cannes haya activado el tema de los llamados paraísos fiscales, aunque sin acuerdo alguno para su eliminación. Eso sí: ha “descubierto” que Suiza y Luxemburgo tienen legislaciones fiscales deficientes (es decir, siguen siendo los paraísos fiscales que son para la opinión pública) y se incluyen entre las 11 jurisdicciones identificadas con serias “deficiencias”, casi todas de escasa relevancia financiera como Antigua y Barbuda, Barbados, Botswana, Brunei, Panamá, Seychelles, Trinidad y Tobago, Uruguay y Vanuatu, de las 59 jurisdicciones examinadas por el Foro Global de Tributación, un organismo ligado a la OCDE. Dentro de la retórica al uso, el “comunicado de los líderes” en Cannes “apremia a todas las jurisdicciones para que se adhieran a los estándares internacionales en las áreas de fiscalidad, prudenciales (solvencia bancaria) y el antiblanqueo de capitales y combate del terrorismo” (item nº 17). Desde luego, quienes no están familiarizados con este lenguaje tecnocrático internacional podrían tomarse en serio tal compromiso de los importantes gobiernos del G-20; sobre todo, porque en la Declaración final de esta cumbre se ha recuperado la expresión “paraísos fiscales” (tax havens) que prácticamente había desparecido del lenguaje oficial desde la cumbre de Londres en 2009, cuando nuestros gobernantes lograron grandes titulares de prensa afirmando que habían desaparecido los paraísos fiscales y que se había acabado el secreto bancario. Pero, en cualquier caso, digamos que la coyuntura actual es propicia para una estrategia de país defensiva y ofensiva contra los paraísos fiscales, exigiendo el cumplimiento serio de los acuerdos internacionales suscritos al respecto; y en el campo tributario interno para aplicar las medidas que vienen propugnando los inspectores y técnicos de Hacienda.

.
La amenaza de la banca en la sombra
Dado que persiste la crisis financiera global, el G-20 ha abordado más en serio la dimensión financiera de los paraísos fiscales, tras el tema de la banca en la sombra. Una expresión generalizada del “shadow banking system” que comprende las actividades bancarias opacas con derivados, los mercados de repo (modalidad de préstamos con activos en garantías) y la titulización con valores respaldados por activos; que crecieron mucho en vísperas de la crisis y que se han reactivado pasado el susto de la caída de Lehman Brothers en 2008. El hecho es que está demostrado que los paraísos fiscales han sido una de las causas de la crisis financiera y del desorden y descontrol actual y que plantean graves riesgos para el sistema financiero mundial, además de reducir sustancialmente los ingresos de los Estados. En mayo de 2010, el gabinete de asesoramiento estratégico del gobierno francés, en un informe sobre Centres financiers offshore et système bancaire “fantôme” (traducción francesa de la expresión referida de “sistema bancario en la sombra”), planteaba medidas para controlar la actividad bancaria fuera de la supervisión de los bancos centrales, que se realiza desde filiales y sociedades instrumentales domiciliadas en paraísos fiscales o centros financieros offshore, para no residentes (que es el término técnico del argot financiero)
Y sin romper el consenso subyacente entre los gobiernos miembros para no interferir mínimamente la libertad de los mercados financieros, el G-20 se refiere al informe publicado por el Consejo de Estabilidad sobre la banca en la sombra, que define como “la intermediación del crédito implicando entidades y actividades excluidas de la regulación del sistema bancario”. Dicho de otro modo, señala la práctica bancaria de utilizar operaciones y entidades instrumentales, denominadas con un triplete de letras en el mundo angloparlante, registradas casi siempre en un paraíso fiscal o jurisdicción del secretismo, pero con capacidad para recaudar fondos mediante emisiones de bonos con los que financiar actividades del banco matriz u operaciones opacas sin control de los bancos centrales. Como es habitual, el G-20 se ha limitado ha dejar constancia de su existencia y de sus peligros. Pero destaca que la crisis financiera ha demostrado el riesgo sistémico o de contagio que genera la actividad reavivada de la banca en la sombra que los bancos centrales toleran. A propósito: ¿el Banco de España o alguna otra autoridad financiera se han preocupado de averiguar el papel desempeñado en la burbuja inmobiliaria y en su pinchazo por las filiales en centros offshore de los bancos y las grandes Cajas de Ahorro españolas? He ahí un campo virgen de acción gubernamental efectiva contra los llamados paraísos fiscales.

.
La ilegalización de sociedades offshore y desglose contable
Los casos citados de las islas de Mauricio y las Islas Vírgenes Británicas como muchos otros, son ejemplos de como se instrumenta el impago de impuestos contra el urge actuar; y al mismo tiempo, favorecer a la pequeña y mediana empresa que carece de capacidad para disponer de esos instrumentos que reducen costes “legalmente” como hacen los grandes grupos empresariales en competencia desleal. Objetivos políticos posibles son la ilegalización de la actividad en España de esas sociedades ficticias y combatir la falta de transparencia de las memorias e informes anuales de los grupos empresariales que ocultan en cifras globales sus actividades internacionales.
Cualquier lector de periódicos sabe que las entidades mercantiles domiciliadas en “jurisdicciones del secretismo” son el instrumento para esconder el dinero de la corrupción y de los negocios sucios, del impago de impuestos y de la delincuencia económica internacional multimillonaria. Cuando se nos cuentan las grandes adquisiciones de nuestros bancos o corporaciones, se omite reseñar desde que filial se ha efectuado el pago de la compra de tal empresa o de tal banco extranjero adquirido por la firma española o se anticiparon los avales o se pagó la comisión a la firma mediadora. Sobre esos y otros fundamentos razonados ampliamente, en abril de 2005 presentamos sin éxito en nombre de Attac-España al gobierno del momento, una documentación avalada por cuatro mil firmas de ciudadanos, algunas de personalidades de relevancia académica y pública, solicitando que se estudiara el no reconocimiento de capacidad jurídica para actuar en territorio español a todas aquellas sociedades mercantiles radicadas en paraísos fiscales, donde no tienen actividad económica local y que incumplen los requisitos exigidos por la legislación española.
Asimismo, es conocido que los grupos empresariales globales centralizan sus costes e ingresos en aquellas filiales registradas en países y territorios considerados paraísos fiscales o donde les resulta más beneficioso desde el punto de vista legal y económico, como los casos de Google o Inditex (Zara). Las normas internacionales del IASB solo exigen a las corporaciones multinacionales o grupos empresariales la consolidación en una cifra conjunta de los datos de sus cuentas, permitiendo el fraude y la evasión fiscal, entre otros efectos negativos. De ahí que expertos críticos y ONGs intenten que se exija en las legislaciones nacionales que los informes corporativos anuales recojan la información relevante desglosada país por país, de ingresos, beneficios, detalle de impuestos pagados, inversiones realizadas, activo y pasivo y obligaciones medioambientales, etc. He ahí otra línea de acción gubernamental efectiva contra los paraísos fiscales.

* Es un fondo de inversión libre, también denominado “instrumento de inversión alternativa” y “fondo de alto riesgo”.

** Una SICAV (sociedad de inversión de capital variable) es una figura de inversión colectiva. Es bastante común en Europa Occidental, especialmente en Luxemburgo, Suiza, Italia, España y Francia.

En España, una Sicav es un instrumento financiero que permite invertir dinero y diferir el pago anual de impuestos, (del mismo modo que ocurre con los fondos de inversión), pero en este caso a través de la creación de una sociedad anónima cuyo objeto social es invertir en activos financieros. Mediante este instrumento los accionistas de la sicav tributan por las plusvalías una vez materialicen estas, repartiendo dividendos o vendiendo las acciones de la sicav con plusvalías al tipo establecido para las rentas de capital en España. Gozan de las mismas ventajas fiscales que los fondos de inversión con una tributación (en 2011) del 1%. Actualmente este instrumento de inversión es uno de los más utilizados por personas con grandes capitales. En 2009, las tres sicavs mayores de España son las de Alicia Koplowitz, la familia del Pino, y Rosalía Mera. Durante 2011, las sicavs en general, perdieron dinero a causa de la volatibilidad de los mercados secundarios de deuda soberana. Estas pérdidas han salpicado a Alicia Koplowitz, a Rosalía de Mera (cofundadora de Inditex), a Isaac Andic (dueño de Mango), a los Polanco (primeros accionistas de Prisa), a Manuel Jove (fundador de Fadesa), a Juan Abelló, a la familia del Pino (propietaria de Ferrovial) y al inversor indio Ram Bhravnani.


El botín del mayor banquero español

EnfoquesLA BANCA, EL FRAUDE FISCAL Y EL NEW YORK TIMES

El New York Times ha ido publicando una serie de artículos sobre Emilio Botín, presentado por tal rotativo como el banquero más influyente de España, y Presidente del Banco de Santander, que tienen inversiones financieras de gran peso en Brasil, en Gran Bretaña y en Estados Unidos, además de en España. En EEUU el Banco de Santander es propietario de Sovereign Bank.

Lo que le interesa al rotativo estadounidense no es, sin embargo, el comportamiento bancario del Santander, sino el de su Presidente y el de su familia, así como su enorme influencia política y mediática en España. Un indicador de esto último es que ninguno de los cinco rotativos más importantes del país ha citado o hecho comentarios sobre esta serie de artículos en el diario más influyente de EEUU y uno de los más influyentes del mundo. Es de suponer que si se escribieran artículos semejantes, por ejemplo, sobre el Presidente Zapatero, tales reportajes serían noticia. No así en el caso Emilio Botín.

Una discusión importante de tales artículos es el ocultamiento por parte de Emilio Botín y de su familia de unas cuentas secretas establecidas desde la Guerra Civil en la banca suiza HSBC. Por lo visto, en las cuentas de tal banco había 2.000 millones de euros que nunca se habían declarado a las autoridades tributarias del Estado español. Pero, un empleado de tal banco suizo, despechado por el maltrato recibido por tal banco, decidió publicar los nombres de las personas que depositaban su dinero en dicha banca suiza, sin nunca declararlo en sus propios países. Entre ellos había nada menos que 569 españoles, incluyendo a Emilio Botín y su familia, con grandes nombres de la vida política y empresarial (entre ellos, por cierto, el padre del President de la Generalitat, el Sr. Artur Mas).

Según el New York Times, esta práctica es muy común entre las grandes familias, las grandes empresas y la gran banca. El fraude fiscal en estos sectores es enorme.

Según la propia Agencia Tributaria española, el 74% del fraude fiscal se centra en estos grupos, con un total de 44.000 millones de euros que el Estado español (incluido el central y los autonómicos) no ingresa. Esta cantidad, por cierto, casi alcanza la cifra del déficit de gasto público social de España respecto la media de la UE-15 (66.000 millones de euros), es decir, el gasto que España debería gastarse en su Estado del Bienestar (sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios a personas con dependencia, y otros) por el nivel de desarrollo económico que tiene y que no se gasta porque el Estado no recoge tales fondos. Y una de las causas de que no se recojan es precisamente el fraude fiscal realizado por estos colectivos citados en el New York Times. El resultado de su influencia es que el Estado no se atreve a recogerlos. En realidad, la gran mayoría de investigaciones de fraude fiscal de la Agencia Tributaria se centra en los autónomos y profesionales liberales, cuyo fraude fiscal representa –según los técnicos de la Agencia Tributaria del Estado español- sólo el 8% del fraude fiscal total.

Es también conocida la intervención de autoridades públicas para proteger al Sr. Emilio Botín de las pesquisas de la propia Agencia Tributaria. El caso más conocido es la gestión realizada por la ex Vicepresidenta del Gobierno español, la Sra. De la Vega, para interrumpir una de tales investigaciones. Pero el Sr. Botín no es el único. Como señala el New York Times, hace dos años, César Alierta, presidente de Telefónica, que estaba siendo investigado, dejó de estarlo. Como escribe el New York Times con cierta ironía, “el Tribunal desistió de continuar estudiando el caso porque, según el juez, ya había pasado demasiado tiempo entre el momento de los hechos y su presentación al tribunal”. Una medida que juega a favor de los fraudulentos es la ineficacia del Estado así como su temor a realizar la investigación. Fue nada menos que el Presidente del Gobierno español, el Sr. José Mª Aznar, que en un momento de franqueza admitió que “los ricos no pagan impuestos en España”.

Tal tolerancia por parte del Estado con el fraude fiscal de los súper ricos se justifica con el argumento de que, aún cuando no pagan impuestos, las consecuencias de ello son limitadas porque son pocos. El Presidente de la Generalitat de Catalunya, el Sr. Artur Mas, ha indicado que la subida de impuestos de los ricos y súper ricos tiene más un valor testimonial que práctico, pues su número es escaso. La solidez de tal argumento, sin embargo, es nula. En realidad, alcanza niveles de frivolidad. Ignora la enorme concentración de las rentas y de la propiedad existente en España (y en Catalunya), uno de los países donde las desigualdades sociales son mayores y el impacto redistributivo del Estado es menor. Los 44.000 millones de euros al año que no se recaudan de los súper ricos por parte del Estado hubieran evitado los enormes recortes de gasto público social que el Estado español está hoy realizando.

Pero otra observación que hace el New York Times sobre el fraude fiscal y la banca es el silencio que existe en los medios de información sobre tal fraude fiscal. Tal rotativo cita a Salvador Arancibia, un periodista de temas financieros en Madrid, que trabajó para el Banco Santander, que señala como causas de este silencio el hecho de que el Banco Santander gasta mucho dinero en anuncios comerciales, siendo la banca uno de los sectores más importantes en la financiación de los medios, no sólo comprando espacio de anuncios comerciales, sino también proveyendo créditos –aclara el Sr. Salvador Arancibia- “….medidas de enorme importancia en un momento como el actual, donde los medios están en una situación financiera muy delicada”. De ahí que tenga que agradecer al diario que se atreva a publicarlo, porque hoy, artículos como los que publica el New York Times y el mío propio, no tienen fácil publicación en nuestro país. Es lo que llaman “libertad de prensa”.

Vicenç Navarro, Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

NO ES UNA CRISIS, ES UNA ESTAFA

Carlos Paredes (Miembro de Democracia Real Ya)

Créditos; más o menos, la cosa funciona así:

1º Un día, usted va al banco y pide un millón para comprarse una casa.
2º El banco, le da a usted ese millón, y usted se lo entrega al dueño de la casa (para comprarla).
3º El dueño de la casa, coge ese millón y lo deposita nuevamente en el banco.

Conclusión: el banco tiene un millón igual que antes, pero usted ahora le debe otro. Acabamos de fabricar un millón de la nada.

Pregunta: ¿Cuánto dinero le ha costado al banco la operación?

Cabe la posibilidad, de que el propietario de la casa, ingrese el dinero en otro banco distinto al que le dio a usted el préstamo. Para eso, se inventó la globalización, para que ambos bancos acudan al mercado interbancario, y el que tiene dinero de menos, le pida prestado al que tiene dinero de más. El interés al que se prestan dinero los bancos en la zona Euro, se llama Euribor.  Es por eso que todos los créditos son a Euribor + algo. Es decir, lo que me cuesta traer el dinero desde otro banco, más lo que le cobro a usted por mis servicios.

Con esta manera de actuar, el banco le presta el mismo euro a decenas de personas. Ese es el gran negocio. Fabricar dinero de la nada. Por eso el gran boom inmobiliario y la explosión hipotecaria. Pero claro, en el fondo… sólo es el mismo euro prestado infinidad de veces. Es… como una estafa piramidal.

¿Sabe cuánto dinero está obligado a tener el banco en caja? Pues ni más ni menos que el 9% del dinero que presta, sí, han leído bien. Y eso, es ahora; hace sólo unos meses era el 6%. Ese cambio, del 6% al 9% ha obligado a enormes recapitalizaciones de la banca, muchas veces con dinero público. Eso, en Europa, porque en Estados Unidos, Lehman Brothers, llegó a tener en “cash” sólo una milésima parte del dinero que prestaba. Se llama “desregularización financiera” es decir, que cada uno haga lo que quiera.

Y recuerde, si usted no paga, el banco, que sigue teniendo el mismo dinero de antes (más o menos) le quita la casa, y le reclama además el 40% de la hipoteca.

.
Propuesta de limitación de pagos en metálico:

Lo que esconde la medida de limitar los pagos en metálico a un máximo 1000 euros, es sobre todo, evitar que el dinero salga del circuito/dominio bancario:

Con esa medida se pretende evitar un fraude de unos 27.000 millones de euros, que es apenas una tercera parte, de los 80.000 millones de euros que evaden las grandes fortunas españolas a través de paraísos fiscales, y que continúan campando a sus anchas.

2ª Parte

Usted mete sus ahorros de toda la vida en un fondo de inversión a cambio de un interés “un producto muy bueno” como suele decirle el señor o señora con quien habla habitualmente en su banco.

Cada fondo de inversión “invierte” en diferentes cosas… pero en general, lo que hace usted cuando firma esos papeles que nunca nadie lee, es comprar la deuda de otro. Es decir, compra usted una hipoteca, o un préstamo que el banco le ha hecho a otra persona. Con lo cual, el banco se queda con su dinero (que es real) y le coloca a usted una deuda (dinero ficticio o que no existe), abonándole una parte de los intereses que cobra al hipotecado.

El banco ha conseguido dinero de verdad, a cambio de venderle a usted el crédito de otro.

Si la persona que tiene contraída la deuda con el banco, no paga, tiene usted un problema, porque puede darse el caso de que no pueda recuperar su dinero.  (Esa parte que le cuesta tanto contar a su persona de confianza en el banco)

Para evitar eso, (que usted pierda su dinero), hay un seguro de impago. Lástima que no le cubra a usted.

El banco, le vende el seguro de impago, (sacando dinero por ello) que debería cubrirle a usted, a un tercero, y además, es legal. (La ley lo permite y lo ampara).  Así es que, si el señor que tiene la deuda, no puede pagar, usted pierde su dinero, y un tercero se forra.

Los seguros de impago, (que no le cubren a usted, aunque sea el propietario de la deuda) se llaman CDS, y son un producto que cotiza en bolsa.

Cuanto más riesgo hay de impago, más suben los CDS de esa deuda/fondo, porque el propietario de los mismos, es el que va a cobrar el seguro de impago (si se produce este). Y todos los fondos de inversión tienen CDS asociados.

¿Recuerdan la crisis de las subprime en USA? Un montón de gente dejó de pagar sus hipotecas, lo que hizo que otro montón de gente perdiera el dinero que tenía metido en fondos de inversión, y que varios bancos quebraran o amenazaran con la quiebra. Por eso los gobiernos metieron dinero. Ni los propios bancos sabían (según ellos) qué deuda había comprado usted, cuando metió el dinero en un fondo de inversión. Y por eso, quebró AIG la principal aseguradora de USA, porque no había dinero suficiente para cubrir los CDS, los seguros de impago. Eso sí, hubo gente, los dueños de esos CDS que se hicieron de oro, con el dinero que el gobierno estadounidense metió en la aseguradora, que fue directamente a sus bolsillos.

¿Y qué se ha hecho desde entonces? Nada.

Ahora, en lugar de especular con el impago de las hipotecas, se hace con la deuda soberana de los distintos países.

De esta manera, hay gente que hará todo lo posible, para que un país quiebre, para poder cobrar los CDS correspondientes a la deuda soberana de ese país.

El problema es, que cuando la cantidad que tiene que abonar la aseguradora es muy grande, no hay dinero para cubrirla, (como pasó con AIG) y ese es el principal motivo por el que la señora Merkel y otros líderes europeos, se echan las manos a la cabeza y piden reducción del déficit.

Por eso todas las recapitalizaciones bancarias, o los planes de aumentar los fondos para rescates bancarios en la Unión Europea.

Y es que, esta forma de hacer dinero, es la más rentable del mundo (si sale bien).

Piénsenlo:

Primero: presto dinero (fabrico dinero de la nada a través del crédito).

Segundo: convierto el dinero ficticio en real, captando el dinero de ahorradores (fondos de inversión).

Tercero: vendo a otras personas los seguros de impago de la deuda, y creo un mercado especulativo con ellos.

Cuarto: creo también un mercado especulativo con la deuda en sí misma (no iba a ser menos).

Y todo funciona bien, hasta que quien recibió el primer préstamo, dice que no puede pagar, y todo el castillo de naipes se desmorona.

Esta forma de hacer dinero, representa, más del 80% de la economía mundial, que no es otra cosa, más que humo.

Cada vez que le recortan a usted los servicios públicos o le hablan de medidas para combatir la crisis, sepa usted que lo hacen para poder mantener esta enorme estafa piramidal, que es “el sistema financiero”.

Por cierto, el problema no tiene solución. Piense que más del 80% de la economía mundial depende de que usted pida prestado, pero si usted no puede devolver el préstamo, el sistema se cae.

¿Cuántas medidas se están tomando para que usted pida prestado? ¿Y para que pueda devolver ese crédito?

No hace fatal ser muy listo, para darse cuenta de que el punto óptimo de funcionamiento del sistema reside en conseguir que usted contraiga una deuda permanente, pero que al mismo tiempo pueda siempre ir devolviendo poco a poco. Cuando una de las dos condiciones se rompe, el sistema funciona peor, o directamente se desmorona.