Corrupción, la infanta “no era ajena”

Habrá que ver como torea esto la Fiscalía que hasta ahora alegaba que en el sumario no había pruebas documentales que probaran que la infanta Cristina hacía gestiones para Noos. Los últimos correos de Torres incluyen dos que evidencian que la infanta intervino en los negocios de su marido:
Correos que implican a la infanta
Ambos correos están datados el 26 de julio del 2007. En esa época, Urdangarin ya había abandonado, al menos sobre el papel, el instituto Nóos, y estaba en el proceso de poner en marcha, con la colaboración del enviado del Rey, José Manuel Romero, conde de Fontao, la sucedánea de este última, la “Fundación Deporte, Cultura e Integración Social” (Fdcis). Urdangarin, a la vista de esos correos, pide ayuda a su esposa para obtener algún favor de La Caixa, donde trabaja.
.
«Reenviar a mi mujer»
Ese día, el duque de Palma, desde su despacho en Telefónica, empresa para la que ya trabajaba, escribe a su hombre de confianza en Fdcis y director de comunicación de la fundación, Mario Sorribas, para mover unas gestiones con la infanta a través de la secretaria del duque, Julita Cuquerella: «Envíale si quieres la nueva carta a Julita para que la reenvíe a mi mujer».
Esa misma tarde Sorribas, imputado en este proceso y además apoderado de la inmobiliaria Aizoon, propiedad del matrimonio Urdangarin-Borbón, escribe a Cuquerella: «Te envío adjunta a este mensaje una carta que está esperando la infanta. Creo que ahora está planteada de un modo más adecuado y espero que facilite enormemente el contacto con la Fundación La Caixa para una investigación que estamos llevando a cabo».
Al parecer, esta es la primera prueba documental de que la infanta no solo no era ajena a los negocios de Urdangarin, sino que intermediaba en alguno de ellos.
.
Fuente: Colpisa

Corrupción… no toquéis a la infanta

Nueve indicios contra la Infanta Cristina

.

-Nóos. La infanta fue vocal de la fundación usada para estafar fondos públicos, y lo fue entre 2004 y 2005, los años Urdanga. y Cristinaen los que se cerraron los mayores negocios con las administraciones balear y valenciana. Es la única de los cinco miembros de la directiva que no está imputada, tras la acusación formal contra Carlos García Revenga.

-Aizoon. Es copropietaria de esta inmobiliaria, a la que fueron a parar 1,7 millones de euros por trabajos jamás realizados, buena parte de ellos de administraciones públicas. Como propietaria recibió reparto de beneficios.

-Cuenta I. Recibió en una cuenta a su nombre 12.671 euros procedentes de Nóos Consultoría, una de las sociedades usadas para desviar dinero público.

-Cuenta II. Consta al menos un envío de 400.000 euros de la cuenta de la que Cristina de Borbón es titular junto a su marido, a Diego Torres. El motivo de ese envío de dinero aún no se ha aclarado.

-Pedralbes. Al menos 600.000 euros usados en la reforma del palacete de Barcelona, del que la infanta es copropietaria, procedieron supuestamente de dinero público desviado a Aizoon.

-Hacienda. Al menos una de las declaraciones de Hacienda de la infanta fue confeccionada ‘ad hoc’ por el contable de la trama, el abogado Miguel Tejeiro, cuñado de Torres.

-Sueldo. La infanta Cristina recibía cada semana desde las arcas de Aizoon pagos de entre 600 y 700 euros sin más concepto que “su factura”.

-Mediación. Uno de los ‘mails’ aireados por Torres reveló que la infanta y el Rey mediaron para que que la Fundación Deporte Cultura e Integración Social (FDCIS), usada para evadir capitales, sacase adelante el “proyecto Ayre”, una iniciativa que pretendía que España tuviese un segundo velero en la Copa América de 2009 en Valencia.

-Sueldo en negro. Según las declaraciones de una de las trabajadoras domésticas que trabajaron en el palacete de Pedralbes, la infanta Cristina participó en la entrevista de trabajo en la que se le contrató y en la que se le informó que su sueldo iba a ser en negro.

Fuente:  Colpisa