¡¡Qué fuerrrte lo de Bildu!!

La derechona tiene razón. Que una acémila como el Errandonea este, al salir de la cárcel tras cumplir 25 años de condena por sus afición a los ametrallamientos, agarre una pancarta de BILDU y la exhiba, no hay democracia que lo aguante.

La Abogacía del Estado estudiará la foto del etarra Errandonea

Parece ser que el hecho de que un terrorista salga de la cárcel y se sume a una campaña electoral en favor de una opción política legal -por mucho que duela a algunos- es algo nefasto y tremendamente inadmisible.

La protesta orquestada por este asunto es tan ridícula y burda que parecería que fuera BILDU quien hubiera realizado un acto de ensalzamiento de la violencia, cuando lo que ha ocurrido es que un personaje que ha cumplido pena por diversas violencias como este tipo, sale abrazando una opción política que ha fundamentado sus principios en el abandono de aquella.

¿Que haya podido ser una provocación?. Quizá, al utilizar la conjunción “eta” de forma tan destacada en el eslógan “Independencia y Socialismo”. Pero si ha sido así, vaya que ha conseguido su propósito, porque la caverna política de España al completo, ha caído de lleno en esa infantil provocación.

Probablemente esta gente esperaba a un terrorista aferrado a su devoción por la metralleta y sus principios violentos para ver autocumplidas sus profecías, pero al menos esta vez ha sido todo lo contrario.

Como ha dicho Juan Carlos Rodríguez Ibarra, expresidente extremeño “Hay que apostar por Bildu como se hizo con Fraga”

¡¡Cómo se despacha hoy la caverna mediática!!

  • Qué expectáculo nos ofrecen hoy los quioscos de prensa. Tenemos la ocasión de ver perder los papeles (nunca mejor dicho) a la prensa española -principalmente la de extrema derecha-, babeando groseros titulares  sin ningún pudor.

  • Ante la entrada en escena de BILDU, otra nueva y nefasta opción política absolutamente prescindible como son casi todas las demás, estos medios son incapaces de admitir una mayor pluralidad que la que ellos contemplan.

  • Hoy es uno de esos días que, tras la sentencia del Tribunal Constitucional respecto a  Bildu, se han puesto a vomitar titulares salidos de las tripas de esos medios del “cuarto poder” decididos a conservar las esencias patrias.


BILDU, atrapado en la reedición de “la conjura de los necios”

O cómo ilegalizar preventivamente y bajo prejuicios a una opción política

Lo habíamos visto ya con SORTU y lo vemos ahora con BILDU, este otro nuevo intento de configurar un nuevo bloque electoral de izquierda abertzale.

A pesar de que se les había repetido mil veces el mantra de que fuera de la violencia y por vias políticas cualquier opción política es posible”, ya vimos que era mentira. Hagan lo que hagan, renuncien a lo que renuncien, este automutilado estado democrático parece no estár dispuesto a permitir espacio legal a una opción política independentista como ésta, aunque renuncie expresamente a la violencia y obligue a sus candidatos electorales a firmar algo que no hace ningún otro partido político, en un decálogo como éste:

1.- Toda la actividad que desarrolle en su cargo será pública, y la gestión totalmente transparente. Se realizará declaración jurada de patrimonio.

2.- Se dará voz y poder a los ciudadanos, fortaleciendo el papel de la sociedad civil.

3.- Se establecerán mecanismos de control interno del trabajo realizado, que deberán ser eficaces para el objetivo de satisfacer las necesidades básicas de las personas.

4.- Se garantizará la convivencia en un ambiente de paz, seguridad y respeto del derecho internacional, los derechos humanos y las libertades fundamentales.

5.- Desarrollarán una ética global para, recuperando valores perdidos, que tengan en cuenta los efectos de cuanto hacemos, y nos hagan ser más responsables.

6.- El cargo para el que cada persona es elegida no es propio. En el caso de que el elegido desee por propia voluntad, o por otro motivo, abandonar el ámbito en el que se ha presentado, no podrá mantenerlo integrándose en otro grupo.

7.- Trabajar para la consecución de derechos plenos para las mujeres.

8.- Se actuará en base al acuerdo y el consenso desde lo que nos une, pactando las diferencias.

9.- Es firme el compromiso de actuar utilizando única y exclusivamente vías/métodos políticos, pacíficos y democráticos, lo que lleva aparejado la oposición por todos los medios que legítimamente tenga a su alcance, a cualquier acto o actividad que suponga agresión o violación a cualquier derecho humano y al uso de la violencia para lograr objetivos políticos.

10.- El diálogo, la negociación y el acuerdo es el método de trabajo.

Por otro lado, hasta en comunidades de vecinos o asociaciones deportivas de poco fuste se exigen mayorías reforzadas para decisiones de importancia. Sin embargo en este caso y por segunda vez, un asunto de tanta importancia se despacha por una exigua mayoría simple (9-7), ante afirmaciones tan contundentes  en el voto de los jueces  de la minoría del estilo de “Las candidaturas de Bildu son impolutas”.

Pero, tambien están estos: