CHERNOBYL, FUKUSHIMA… ¿Y EL PRÓXIMO?


“Recordando Chernobyl suponemos Fukushima”

Javier Rodríguez Pardo  en el boletín informativo de  ATTAC

El reactor cuatro de Chernobyl comienza a fundirse a la una y siete minutos de la madrugada, un sábado primaveral, 26 de abril de 1986. La nube radiactiva, imposible de concebir por mente alguna, emerge del reactor después de que una fuerte explosión termina con la vida de todos los operarios en el seno de la central. De todos.

La nube primero se desplazó hacia el este y luego rotó hacia el norte. Enseguida se dividió en cuatro pétalos como si se abriera una flor, en distintas direcciones.  Uno de los pétalos de la nube radiactiva fue detectado por un soldado finlandés en un puesto fronterizo. En el mismo instante, en una central nuclear sueca registran altas dosis radiactivas en las botas de un operario. El director de seguridad de la central sueca, Ben Gelman, no termina de entender qué pasa y por la orientación de los vientos sospecha que la radiación proviene del Reino Unido y cuenta más tarde que lo primero que pensó fue en un ataque nuclear en territorio británico, hasta que veinte minutos más tarde se cree que la nube letal proviene de la Unión Soviética.

El silencio se hizo interminable. Los soviéticos contestan con evasivas y dicen no saber nada cuando los suecos les preguntan que los vientos provienen de Chernobyl. Hasta ese instante habían transcurrido diez horas de la voladura y fusión del reactor y los bomberos se sumaban a luchar contra el núcleo convertido en una brasa. Los soviéticos reconocen más tarde el desastre diciendo que “no querían alarmar a nadie” y en consecuencia no evacuaron inmediatamente a la población de Pripyat, además hábitat de los trabajadores de la central, la que recibió radiación cuatrocientas veces superior a la generada por la bomba atómica sobre Hiroshima.

La gente de Pripyat, con las primera luces del día, recorría las calles y la plaza con sus hijos, sin saber que sus días estaban contados. Se cruzaron con soldados que portaban trajes y botas como de lluvia y un barbijo en el rostro, y respondían que se trataba de “un simple entrenamiento”.

La fusión del núcleo fue imparable. El setenta por ciento de los radionucleidos cae en Bielorrusia. El 2 de mayo la nube llega a Japón donde miden radiación altísima. El día 4 toca territorio chino y el 5 la nube sobrepasa la India. El 6 de mayo aparece en la costa de Estados Unidos y Canadá. Los informes advierten que la nube radiactiva de Chernobyl dio tres vueltas al globo terráqueo.

En Europa también  recibió el impacto Alemania,  Francia, norte de Italia e Islas Baleares, y en el resto del viejo continente, aunque en menor medida.

Los análisis de orina de algunos habitantes catalanes registraron altos índices de yodo radiactivo, un radionucleido que se aloja en la glándula tiroides y se mantiene vivo por ocho días bombardeando desde adentro todo el cuerpo. Pero digamos que hay muchos otros radionucleidos, como el Cesio 137 que contamina durante 30 años todo lo que toca. El Estroncio 90, que ataca la médula ósea y se confunde con el calcio del cuerpo haciendo el mismo recorrido; tiene una vida media de 90 años. Entre los productos de fisión que hay en el núcleo del reactor se halla el gas Xenón, veneno que se inhala y ni la lluvia lo disuelve, permanece vivo por seiscientos años. Son muchísimos los radionucleidos “criados” en la fisión nuclear pero citemos principalmente al más peligros de todos por su alta actividad, el plutonio 239 que se instala en el planeta para no irse por 250.000 años, causando enfermedades terminales. Es inimaginable, pero pensemos que hace 10.000 años había volcanes en Francia y que concluía el último período glacial, y que hace 8000 años el  desierto del Sahara  era una sabana verde y fértil. El plutonio, creado por el hombre en la fisión del reactor posee una vida media de 24.400 años, pero seguirá activo por 250.000 años.

Un cuadro similar es el que se reproduce actualmente en Japón, aunque creemos que puede llegar a ser mucho peor, porque combatir contra cinco reactores a los que habrá que envolver en hormigón, sólo para mitigar el impacto radiactivo al exterior, porque continuarán emitiendo radiactividad por milenios, será una tarea que no permite ver el final. Por lo pronto Fukushima es ya una ciudad fantasma como lo es actualmente  la ucraniana Pripyat. Nadie puede ocultar la realidad ni la documentación que se fue gestando sobre Chernobyl con diez millones de afectados por cáncer y leucemias, cinco meses después del desastre nuclear.

Cuando los robots enloquecían en el techo del reactor ucraniano, con la utopía de ahogarlo químicamente y sellarlo con una coraza de hormigón,  se precipitaban –incontrolados- en el núcleo del reactor. Lo increíble sucedió después cuando setecientos mil soldados fueron enviados a cumplir ese objetivo. Se inmolaron. La orden era que cada uno no estuviera más de tres minutos en esa labor porque no hay traje capaz de frenar ese poder destructivo. Se sumaron a semejante esfuerzo muchísimos campesinos y pobladores, los bomberos y otras fuerzas del orden involucradas, enfermaron gravemente. Ocho mil quinientos de estos héroes murieron en horas y poco a poco el cáncer iba dando cuenta del resto. La tragedia continuaba en cada nacimiento de nuevos seres de aquellas mujeres contaminadas en varios kilómetros a la redonda: los niños de Chernobyl, algunos de los cuales estuvieron en Buenos Aires, en nuestro hospital Garraham, años después.

¿Es alarmista este texto y en consecuencia debemos ocultarlo?

Estamos siendo literales en la descripción de los hechos por eso coincidimos con gran parte del mundo que equipara -por ahora- la tragedia de Chernobyl y Fukushima. Pero este último sitio se agrava por su sismicidad.  Salvando esto, se asemejan mucho los dos casos porque en Japón, a bastantes días del desastre, el gobierno se esfuerza en convencer al mundo que la radiación es tolerable; en Chernobyl, dos días después,  el 28 de abril, el comunicado oficial leído por la autoridad soviética decía que “se había dañado un reactor y estaban reparándolo.” Las mismos burócratas prohibirían luego toda información vinculada con el caso, un velo que se fue destapando cuando desaparece la URSS. Lamentablemente, las nuevas autoridades ucranianas y rusas reconocen que gran parte de la documentación sobre Chernobyl fue destruida.

Movimiento antinuclear del Chubut (MACH) – Sistemas Ecológicos Patagónicos (SEPA)- Red Nacional de Acción Ecologista (RENACE Argentina)- Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) 
Actualización a 5 de Julio de 2012:

El desastre de Fukushima “fue un error humano y pudo haberse evitado”

El informe de la comisión de investigación parlamentaria señala al Gobierno, los organismos reguladores y la empresa TEPCO, propietaria de la central nuclear, como responsables

“No se puede decir que no habría habido crisis sin el tsunami”, afirma un miembro del panel

El portavoz del Parlamento japonés, Takahiro Yokomichi (a la derecha), recoge el informe sobre el accidente en la central nuclear de Fukushima. / JIJI PRESS (AFP)

El desastre nuclear de Fukushima, el año pasado, fue provocado por “el ser humano” y pudo haberse evitado. Así de contundente lo asegura el informe realizado por la comisión de investigación creada a instancias del Parlamento de Japón en diciembre pasado y que ha sido hecho público este jueves. “El accidente de la central nuclear de Fukushima fue resultado de la connivencia entre el Gobierno, los reguladores y Tepco (Tokyo Electric Power, empresa propietaria de la planta), y la falta de gobernabilidad de dichas partes”, señala el estudio de 641 páginas, en referencia al peor desastre atómico que ha vivido el mundo desde Chernóbil, en 1986. “Traicionaron de hecho el derecho de la nación a estar a salvo de accidentes atómicos. Por tanto, concluimos que fue causado claramente por el ser humano”.

El informe va más allá y afirma algo que hasta ahora no había sido puesto claramente sobre la mesa: que no puede descartarse que la crisis fuera provocada por el terremoto de intensidad 9 en la escala Richter ocurrido el 11 de marzo y no solo por el consiguiente tsunami, como defiende Tepco. Esto podría tener serias implicaciones sobre los planes del Gobierno de volver a poner en marcha los reactores nucleares del país, la casi totalidad de los cuales se encuentran paralizados.

El panel de 10 expertos —que ha realizado más de 900 horas de entrevistas a más de 1.100 personas durante seis meses— pone en tela de juicio la respuesta de Tepco, los reguladores y el entonces primer ministro, Naoto Kan, quien dimitió el año pasado tras ser muy criticado por su gestión del desastre natural y la consiguiente crisis atómica.

Según el informe, los reguladores fueron reacios a adoptar normas de seguridad internacionales, que podrían haber ayudado a evitar lo ocurrido. Algunos de los reactores sufrieron fusiones y soltaron radiación a la atmósfera, lo que obligó a desplazar a decenas de miles de personas de sus hogares, muchas de las cuales nunca podrán regresar. “La comisión ha encontrado ignorancia y arrogancia, que son imperdonables en cualquier persona u organización que tiene que tratar con la energía nuclear. Hemos encontrado desprecio por las tendencias globales y por la seguridad de la gente”, señala. El Gobierno afirma que la situación en la planta de Fukushima está estabilizada, pero que llevará décadas desmantelarla completamente.

El informe —el tercero que se realiza en Japón sobre el accidente— insiste en que la raíz del problema fue la existencia de “sistemas organizativos y regulatorios que apoyaron fundamentos incorrectos para las decisiones y acciones, más que problemas relacionados con la competencia de un individuo en concreto”. También insiste en las numerosas oportunidades que se perdieron para tomar medidas que hubieran podido impedir la catástrofe, debido al cabildeo de la industria nuclear así como la creencia en el “mito de la seguridad” imperante en el sector. Japón, que carece de recursos naturales, ha promovido durante décadas la energía atómica como segura, barata y limpia, y las compañías nucleares han cacareado durante mucho tiempo sus amplias medidas de seguridad contra los terremotos.

La comisión investigadora asegura que, debido a “una supervisión inadecuada, las contramedidas aplicadas en Japón (tras desencadenarse la catástrofe) fueron casi infructuosas comparadas con las que se aplican en el extranjero, y como resultado las acciones sufrieron retrasos importantes”.

El hallazgo de que los daños causados por el propio temblor de tierra pudieron jugar un papel clave contradice las conclusiones de Tepco. “En lo que respecta a la causa directa de la crisis, la comisión ha concluido que no se puede decir de forma definitiva que ninguno de los dispositivos que eran importantes para la seguridad resultaron dañados por el terremoto”, en particular en el reactor número 1, afirma el informe. “No se puede decir que no habría habido crisis sin el tsunami”, señala Katsuhiko Ishibashi, un sismólogo miembro del panel.

En un análisis propio, publicado anteriormente, Tepco se liberó de responsabilidad y dijo que el tamaño del terremoto y el tsunami fue mayor de lo que se podía esperar y no podían haber sido previstos de forma razonable, aunque admitió que, visto a posteriori, estaba insuficientemente preparada. La compañía, que tiene que hacer frente a cuantiosas compensaciones económicas, al coste de la limpieza y al desmantelamiento de la central, fue nacionalizada de hecho el mes pasado y recibió una inyección de fondos públicos de un billón de yenes (10.040 millones de euros).

Un grupo independiente de académicos y periodistas señalaron en otro informe en febrero pasado que Tepco podía y debía haber hecho más. También dijo que si la empresa hubiese hecho lo que quería, habría evacuado a su personal de la central y la catástrofe podría haberse ido completamente de las manos.

El panel de expertos creado por el Parlamento afirma, sin embargo, que no ha encontrado evidencias de que Tepco pensara abandonar la planta a su suerte, acusación que también ha sido hecha por Naoto Kan.

Aunque muchos científicos y activistas han cuestionado el discurso dominante de que el tsunami dañó los sistemas de refrigeración, el Gobierno y Tepco han sido reacios a admitir que los reactores pudieron resultar seriamente dañados por el seísmo.

La publicación del informe coincide con el arranque el domingo pasado de la unidad 3 de la central nuclear de Oi, que ha comenzado este jueves a generar electricidad. Una segunda unidad, la número 4, volverá a operar antes de que acabe el mes.

Japón ha estado funcionando sin energía atómica desde principios de mayo, cuando el último de sus 50 reactores operativos fue detenido. Tras el accidente en Fukushima, todas las plantas fueron desconectadas gradualmente para mantenimiento o controles de seguridad. Las puestas en funcionamiento fueron suspendidas hasta que el pasado 16 de junio, el primer ministro, Yoshihiko Noda, dio luz verde al arranque de dos reactores en Oi, que, según el Gobierno, han pasado estrictas pruebas de seguridad. El objetivo es evitar los apagones cuando Japón entra con el verano en los meses de mayor demanda eléctrica.

Japón, que hasta el accidente obtenía un tercio de su electricidad de la energía nuclear, se encuentra en una de las zonas de mayor actividad sísmica del mundo. Desde el desastre, la opinión pública ha comenzado a oponerse a este tipo de energía y ha criticado la vulnerabilidad de las instalaciones, especialmente aquellas que se encuentran cerca de fallas sísmicas, como es el caso, según algunos expertos, de Oi.

La industria nuclear está liquidada

Marcel Coderch es uno de los principales referentes de los críticos con la energía nuclear

Marcel Coderch. 

Entrevista a Marcel Coderch en Público

Marcel Coderch (Olot, 1953), doctor en Ingeniería Eléctrica y Telecomunicaciones por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), se ha convertido en uno de los principales referentes de los críticos con la energía nuclear tras la publicación de El espejismo nuclear (Libros del Lince, 2008), que escribió con Núria Almiron. Es vicepresidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

¿Por qué no es barata la energía nuclear?

Todas las centrales que operan en el mundo se construyen con fondos del Estado o tienen un régimen regulatorio que les garantice el retorno de las inversiones. ¡Todas! La cantidad de dinero público movilizado y no contabilizado es ingente. Si se contabiliza, se ve que es ruinosa sin la ayuda del Estado.

¿Ruinosa?

Mire a EEUU. Obama avala el 80% de la inversión y nadie invierte. En un mercado liberalizado es sencillamente imposible. Es como hacer una apuesta contra los tipos de interés a 40 años vista. Una locura. No existe una sola empresa en el mundo que diga que quiere construir una central y no le dejan.

¿Qué futuro augura a la industria nuclear tras Fuku-shima?

Está liquidada y ya lo estaba antes de lo de Japón precisamente por ruinosa. El objetivo real del lobby es prolongar la vida útil de las centrales, que ahí sí tienen un jugoso negocio una vez amortizada por otros la inversión de capital. Quieren ordeñar la vaca todo lo posible, pero sin arriesgarse con nuevas inversiones. Hoy hay 440 reactores operativos en el mundo. Incluso alargando su vida a 60 años, tendría que instalarse uno cada mes para mantener la cota actual en 2050.

Usted es de los que sostienen que el auténtico motivo de la moratoria nuclear en España fue evitar la quiebra de las eléctricas.

Lo han dicho sus propios protagonistas: Carlos Solchaga, Juan Manuel Eguiagaray… Las eléctricas estaban casi en quiebra como consecuencia de los créditos en dólares para construir nucleares. Todas las medidas tomadas iban encaminadas a evitarlo y costó mucho dinero público.

¿Qué pasará con los residuos?

Nadie lo sabe. No sabemos nada, salvo que, en el mejor de los casos, no será barato. ¿Cuánto puede costar pagar un solo vigilante durante 200.000 años?

EL ACCESO AL AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO: Derecho Humano esencial desde Julio de 2010

Autor:  Paul Nakamura  (www.estamosenelhorno.com)

«Los seres humanos somos esencialmente agua. Alrededor de dos terceras partes de nuestro organismo están compuestas de agua. Un 75% de nuestro cerebro está constituido por agua, y el agua es el principal vehículo de las transmisiones electroquímicas de nuestro organismo. Nuestra sangre circula como un enjambre de ríos en nuestro cuerpo. El agua en la sangre ayuda a transportar nutrientes y energía a nuestro organismo».

«Cada año más de 3 millones y medio de personas mueren por enfermedades transmitidas por agua contaminada».

Necesario pero no suficiente. Los datos son claros:

«A nivel mundial aproximadamente una de cada 8 personas no tiene agua potable. En solo un día más de 200 millones de horas del tiempo de las mujeres se consumen para recolectar y transportar agua para sus hogares. Se estima que el saneamiento podría reducir en más de un tercio, las muertes de niños y niñas por diarrea». Por eso, continuaba, «es necesario convocar a los Estados a promover y proteger –con políticas activas y recursos- el derecho humano al agua potable y al saneamiento»

Estas fueron algunas de las palabras de Pablo Solón , representante de Bolivia, que comenzaron el debate en la Asamblea General de Naciones Unidas que concluyó en esta histórica iniciativa.

Entraremos en detalle sobre algunas otras cifras más adelante, ya que hay ciertos datos básicos mayoritariamente ignorados por la población mundial que representan claramente un panorama alarmante.

SE LO DEBEMOS A BOLIVIA

Luego de una histórica votación, gracias a la gran labor y desarrollo de los representantes Bolivianos y sus co-participantes, la Asamblea General de Naciones Unidas declaró como un Derecho Universal el acceso al agua potable y su saneamiento el 28 de Julio de 2010, luego de una histórica votación.

Una vez más, las políticas de Evo Morales muestran al mundo cuales son los asuntos importantes y urgentes, mientras los mal llamados países desarrollados sólo piensan en nuevas guerras y regalar plata a los grandes bancos que han causado la mayor crisis de la historia (y lo digo con total convicción ya que la mayor crisis vivida hasta ahora ha sido la de la década del 30, y claramente este colapso está lejos de terminar y engloba todos los aspectos del sistema y no solamente el económico / político).

El conflicto que detallo debajo, señaló el camino en esta lucha por declarar al agua como un derecho universal.  Quien ha sido su principal defensor y promotor ha sido el presidente actual de Bolivia. A él, al pueblo boliviano de Cochabamba que luchó por su derecho, y a las organizaciones que de aquel abuso surgieron, debemos este gran logro. Sus implicancias son enormes.

Por lo tanto, pensemos un poco mejor cuando nos “informan” sobre los “demonios socialistas” y su “cruzada dictatorial”, ya que en los hechos queda reflejado no sólo lo contrario, sino también la complicidad de aquellos gobiernos pedantes y arrogantes que se presentan al mundo como grandes defensores de los derechos humanos cuando son justamente estos Estados los que más crímenes contra la humanidad cometen, además de no hacer absolutamente nada por el bienestar inmediato ni futuro siquiera de su propia población.

Para comprender la dimensión de este histórico acontecimiento, es necesario hacer un repaso por algunos asuntos directamente relacionados a él y lo que intenta esconderse detrás.

AGUA: EL NEGOCIO MÁS LUCRATIVO

La histórica resolución fue respaldada por 122 países, 41 abstenciones y ningún voto negativo.

Pero no hay que quedarse con la mayoría y un análisis superficial. A pesar de no presentar ningún voto negativo (básicamente por la patética imagen que esto generaría), hay que entender el gran negocio que se esconde detrás y lo que ello implica para mirar un poco más allá de sólo lo positivo.

Veamos como ha sido la votación:

A favor:

Afganistán, Argelia, Andorra, Angola, Antigua y Barbuda, Argentina, Azerbaijan, Bahamas, Bahrain, Bangladesh, Barbados, Bielorrusia, Bélgica, Benin, Bhutan, Bolivia, Brasil, Brunei Darussalam, Burkina Faso, Burundi, Camboya, Cabo Verde, República Central Africana, Chile, China, Colombia, Comoros, Congo, Costa Rica, Côte d’Ivoire, Cuba, República Democrática de Corea, República Democrática del Congo, Djibouti, Dominica, República Dominicana, Ecuador, Egipto, El Salvador, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Finlandia, Francia, Gabon, Georgia, Alemania, Ghana, Grenada, Guatemala, Haití, Honduras, Hungría, India, Indonesia, Irán, Irak, Italia, Jamaica, Jordania, Kuwait, Kyrgyzstan, Laos, Líbano, Liberia, Libia, Liechtenstein, Madagascar, Malasia, Maldivas, Mali, Mauritius, México, Mónaco, Mongolia, Montenegro, Marruecos, Myanmar, Nepal, Nicaragua, Nigeria, Nigeria, Noruega, Omán, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Qatar, Rusia, Saint Lucia, Saint Vincent & the Grenadines, Samoa, San Marino, Arabia Saudita, Senegal, Serbia, Seychelles, Singapur, Eslovenia, Islas Salomón, Somalia, Sudáfrica, España, Sri Lanka, Sudan, Suiza, Siria, Tajikistan, Tailandia, Antigua República Yugoslava de Macedonia, Timor-Leste, Togo, Túnez, Tuvalu, Emiratos Árabes Unidos, Uruguay, Vanuatu, Venezuela, Vietnam, Yemen, Zimbabwe.

Los países que se abstuvieron son:

Armenia, Australia, Austria, Bosnia & Herzegovina, Botswana, Bulgaria, Canadá, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Etiopía, Grecia, Guyana, Islandia, Irlanda, Israel, Japón, Kazajstán, Kenya, Latvia, Lesotho, Lituania, Luxemburgo, Malta, Holanda, Nueva Zelanda, Polonia, República de Corea, República de Moldavia, Rumania, Eslovaquia, Suecia, Trinidad y Tobago, Turquía, Ucrania, Gran Bretaña, Tanzania, Estados Unidos y Zambia.

¿Que datos importantes revela esta votación?

Quienes votaron a favor son la mayoría de los mal llamados países en vías de desarrollo, o tercer mundistas. Muchos de ellos gobernados por “tiranos” y “asesinos” que desprecian a todo ser que respira, según los gobiernos “primer mundistas”.

Aquellos países que los “medios de desinformación masiva” usualmente presentan como violadores de los derechos humanos y regímenes totalitarios (Afganistán, Irak, Irán, Rusia, Corea del Norte, Venezuela, y otros) apoyaron esta medida, y de hecho han sido participes fundamentales en favor de esta resolución.

Vivimos en tiempos de guerra y genocidio impune. Quienes propagan, trabajan hace décadas e invierten el dinero del mundo entero a favor de esta guerra sin fin son precisamente quienes acusan al resto del mundo de ser terrorista.

Es hora de dejar de pensar tonterías, repetir lo que escupe el televisor y hacer un análisis a consciencia del panorama actual, para llegar a la irrefutable conclusión de que ni siquiera es un secreto y está tan a la vista de todos que hasta lo entiende un adolescente enamorado.

El objetivo de la última escalada militar global es hoy totalmente claro: Petróleo. Crisis que viviremos sin ninguna duda todos aquellos menores de 40 años.

Es fundamental hacer este repaso de la historia reciente y escenario actual para entender lo importante del agua y los derechos de todos que día a día perdemos sin siquiera poner un grito el cielo.

Esta resolución a favor de todos, es un avance fundamental, pero de no estar pendientes y dispuestos a luchar por él, viviremos el mismo escenario reciente, con la salvedad (a veces parece estúpido hablar de esto, pero hay que recordarlo) de que sin agua morimos absolutamente todos y en un período extremadamente corto.

La gran mayoría de los países que se abstuvieron de la votación son aquellos a los que “casualmente” pertenecen las grandes corporaciones que “manejan” el agua privatizada del mundo (entre ellas: Vivendi Environnement, Suez, RWE, Thames Water, Souther Water, Danone, Coca-Cola, Nestlé, Aguas de Barcelona, Saur Bouygues, Bechtel….recuerden estos nombres).

93 son los países que han privatizado de manera local, regional o nacional el servicio de agua potable y el tratamiento de aguas residuales.

Los organismos como el Banco Mundial y el FMI son los grandes promotores de la privatización de los recursos de los países, y su argumentación principal suele apuntar a una supuesta falta de eficacia y medios en el manejo del recurso y necesidad de inversiones en el sector. Los recursos hídricos de los países son siempre lo primero que proponen privatizar.

Quien ha vivido en carne propia, y lucha hace más de una década por mostrar esta realidad al mundo entero, y en esa lucha dejando en evidencia a los actores involucrados, es sin dudas el pueblo boliviano (pueblo, autoridades actuales y un gran número de organismos internacionales sumados recientemente por la mayoría de los países sudamericanos y africanos).

Fueron precisamente sus declaraciones y conclusiones contundentes las que lograron abrir una brecha en un sistema que parecía impenetrable e inexpugnable.

Veamos cuáles fueron los argumentos expuestos por el primer mandatario de Bolivia, y algunos principios que se alinearon últimamente, para lograr el apoyo general (sobre todo para que entendamos de una vez por todas lo que está en juego):

“Los derechos humanos no pueden ser posibles si la humanidad no cuenta con el agua como un derecho. Hago un pedido a los presidentes y a los jefes de Estado de los cinco continentes: cumplir con las metas del milenio porque es contradictorio que la ONU apruebe como una de las metas del milenio la necesidad de que la humanidad tenga agua y no quiere declarar al agua como un derecho humano”.

“El agua no debe ser más un negocio privado, sino un derecho que el Estado da a sus pueblos”.

“Si el agua sigue siendo un negocio privado, es una forma de vulnerar a los derechos humanos y por eso (debe) haber una resolución para declarar al agua un derecho humano. En algunos países, lamentablemente, está como un derecho y negocio privado, cuando debería ser de servicio público”.


ALGUNOS DATOS RELEVANTES ALARMANTES QUE DEBERIAN ABRIRNOS LOS OJOS

– Aunque la masa líquida del planeta sobrepasa tres veces a la continental, sólo es dulce el 2,5 % del total. Pero casi todo ese porcentaje se encuentra en los hielos polares y glaciares, y en acuíferos de difícil acceso.

Algunos, por debajo de los 2 mil metros del nivel del mar (datos procedentes de 26 entidades de la plataforma ONU-Agua, bajo el Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos, de la UNESCO). 

Sólo el 0,025 % del líquido dulce está en la superficie o se le puede acceder con facilidad. (De nuevo el dato por si no quedó claro: 0,025%!!)

– Además, el 80 % de las enfermedades que azotan a los países en vías de desarrollo está relacionado con este elemento natural, y 5 millones de personas al año mueren por beber agua contaminada.

– América Latina es la región con mayor volumen de agua dulce per cápita, con el 20 % del total mundial, 80 millones de personas no tienen acceso al líquido vital en América latina.

– El famoso acuífero Guaraní puede abastecer de agua al mundo entero por cerca de 200 años. (Imagen del acuífero resaltado tomada de iciomentario.blogspot.com)

– Mientras un latinoamericano consume en promedio 20 litros por día, un italiano llega a 213. Un estadounidense consume más de 800 litros de agua por día.

– En la fabricación de un automóvil se utilizan 400.000 litros.

– En los hogares de Canadá, Francia o Alemania, cada inodoro utiliza 18 litros cada vez que se tira de la cadena.

– Según la ONU, en la actualidad, de los 6.250 millones de habitantes de la tierra, 1.100 millones no tienen acceso al agua potable y 2.400 millones carecen de un saneamiento adecuado (estos datos representan al 40% de la población mundial por si no se percataron).

El tema de la contaminación y el manejo del saneamiento y distribución de las aguas no es un tema menor, y ahí es donde se encuentra la verdadera amenaza y participa activamente el negocio de estas corporaciones.

EL EJEMPLO DE BOLIVIA Y EL NEGOCIO DEL AGUA: EL CASO COCHABAMBA

A continuación les detallaré un resumen de lo que sucedió en Bolivia a comienzos de este nuevo siglo, para que todos sepan porqué le debemos a aquel país semejante logro.

Muchos tal vez nunca hayan oído sobre lo que les menciono a continuación. La gravedad de lo acontecido en Cochabamba roza lo ilógico, absurdo y criminal jamás visto. Ha dejado totalmente al descubierto la relación íntima de los medios de comunicación, organismos de crédito internacionales, gobiernos de facto y la privatización de los recursos de un estado y la manera en que se hacen de ellos.

Cuando finalicen de leer el caso de Cochabamba entenderán porque los “medios de desinformación” han hecho lo imposible para mantener esta noticia con la mayor discreción: lo que intentan esconder groseramente es la privatización del agua que ya está en marcha hace unos años.

Por su escasez, su difícil acceso, su importancia vital y su accesibilidad, es innegable comprender el negocio que puede significar el dominio de este recurso. (A final del informe encontrarán enlaces y fuentes que sugiero seguir, ya que lo que he realizado aquí es un resumen de algo que es gigantesco).

Como hemos señalado anteriormente, los principales promotores, y herramienta fundamental de las Corporaciones de agua, construcción, guerra, petróleo, etc; son el Banco Mundial, el FMI, la Organización Mundial del Comercio, BID, etc.;  y todos los “Banksters” de Wall Street (Para los distraídos, son todas estas corporaciones quienes financian a todos los partidos políticos por igual, constituyéndose así, básicamente en gobernantes de facto y perpetuos. Creo que son muy pocos los inocentes que aun no comprenden que el poder no está en los políticos sino en quienes los financian, por lo que no ahondaré en este tema. Pero, si quien esté leyendo este informe realmente no tenga en claro esta relación, o mejor dicho, esta dictadura corporativa mundial, me puede escribir y les envío cientos y cientos de documentos, informes, auditorías que constituyen pruebas totalmente incriminatorias y comprobadas sobre este tema. Es fundamental entender esto previo a lo que sigo detallando a continuación).

Esto no es una hipótesis, sino una afirmación que cae de madura al repasar un poco de historia y utilizar la capacidad de razonamiento que a veces parece olvidada.

Lo hechos y pruebas de Cochabamba

En el año 2000, el gobierno de aquel país, decretazo mediante, promulgó la ley 2029 que privatizó el agua (Se privatizó todo el agua en general con las consecuencias y medidas que leerán a continuación).

Presionado y empujado como siempre por el Banco Mundial, el gobierno de Banzer (militar) entregaba a manos privadas el saneamiento, distribución y manejo del agua en Muro Alto, Cochabamba y La Paz.

Una vez más, la corporación que se hizo con el contrato de esta privatización es una de las corporaciones más poderosas del mundo y muy relacionada al recurso hídrico en general: BECHTEL (además, es la empresa constructora más grande del mundo vinculada con los gobiernos y escenarios de guerra Yanqui).

Esta Ley / Contrato fue la causante de lo que muchos llamaron el comienzo de la “Guerra por el Agua”.

Dentro de las regulaciones de este contrato, se prohibía a la población incluso almacenar el agua de las lluvias (sí, ocurrió, no es un chiste por más imposible que suene…Pueden ver los documentos, decretos, etc, en los enlaces al final del informe).

Hubo un aumento cercano al 200% en las tarifas de agua, alcanzando aproximadamente los USD 20 dólares, en un país donde el ingreso mensual de una persona es de USD 100.

Frente a esta realidad, las comunidades, organizaciones y la población general comenzaron a organizarse, realizar consultas y elevar informes al gobierno central para que interceda en su defensa.

No sólo el cobarde gobierno hizo caso omiso de estas peticiones sino que envió al ejército a reprimir, e incluso llegó a declararse el estado de sitio.

El saldo: decenas de heridos y 1 muerto.

Ante semejante barbarie organizaciones de todo el país se unieron también a las protestas locales. Incluso la policía local terminó por amotinarse para no cumplir órdenes de “represión contra el pueblo para defender intereses internacionales”.

Esta creciente presión desde todos los sectores logró evidenciar la inviabilidad de la privatización por lo que el gobierno se vio obligado a cancelar el contrato de privatización con la empresa Bechtel.

Como toda Corporación, que sólo busca ganancia (y pareciera que si en el camino puede disminuir población bienvenido sea), Bechtel inició un juicio millonario contra Bolivia por “daños y perjuicios” en el Comité Internacional para el Arreglo de Diferencias en cuanto a Inversiones del Banco Mundial (CIADI).

Recurriendo a un tratado sobre conflictos firmado entre Bolivia y Holanda, es que la empresa decidió mudarse de las Islas Caimán hacia Holanda. Este tratado bilateral (Boliviano-Holandés) establece que todo conflicto entre empresas y estado sea resuelto a través de un panel de arbitraje internacional y en un ámbito privado.

Quién sería el “árbitro”: nada más y nada menos que el Banco Mundial.

De esta manera, el juicio podría decirse que es privado, ya que no admite testimonios, ni participación ni opinión de nadie. En el panel se permite a 1 representante por parte del gobierno, 1 por parte de la corporación y 1 árbitro designado por el Banco Mundial (por si no quedó claro: el Banco Mundial, quien fuera el impulsor de la privatización eligió a la persona que definiría al conflicto).

En estos arbitrajes, los árbitros designados definen la normativa que aplicarán al caso y fijan sus propios procedimientos (no se basan en leyes nacionales de cada estado). Sus decisiones son inapelables y si el país no cumple con sus determinaciones está sometido a sanciones económicas y comerciales por parte de la comunidad internacional.

Pero no termina aquí este absurdo…hagan una pausa para tener en claro todo lo anterior y ver  como continuó la cuestión.

Estos tribunales de arbitraje secretos, consideran las indemnizaciones no sólo por las inversiones realizadas hasta el momento, sino también por las ganancias futuras que habrían perdido las transnacionales debido a disposiciones de los gobiernos nacionales que cancelan los contratos de manera anticipada. Por lo que Bechtel exigió una indemnización de USD 25.000.000. 

Ante esta situación, los movimientos y organizaciones sociales de Bolivia desarrollaron una campaña global en alianza con redes y organizaciones solidarias de todo el mundo enviando cartas al Banco Mundial, a la prensa, a Becthel, a sus socios, incluso organizando ante la propia sede del Banco Mundial manifestaciones de repudio a esta acción iniciada por la transnacional Bechtel.

Ante semejante movilización y exposición mundial, Bechtel, decide ofertar las acciones de la empresa a Bolivia por un precio simbólico como una forma de resolver el conflicto de manera pacífica y así presentarse ante el mundo como un amigo.

El acuerdo se firma entre Bechtel y el Gobierno Boliviano en el CIADI a principios de 2006, y es presentado al mundo como un arreglo “amistoso” en el que la transnacional renuncia a su demanda de más de 25 millones de dólares.

Claro que el gasto de cerca de 10 millones que tuvo que pagar el gobierno de Bolivia por el proceso de “arbitraje” que demoró cerca de 5 años, salió del bolsillo de todo boliviano.

Este acuerdo y su resolución, a pesar de presentarse como un “triunfo” de los derechos de los individuos frente a los abusos de una corporación, evidencian claramente las intenciones del sector corporativo más poderoso del mundo frente a este recurso, y revelan sin matices los mecanismos de impunidad e inmunidad de los grandes negociados.

Vuelvo a señalarles a aquellos interesados en indagar y conocer más en profundidad lo acontecido, que al final encontrarán links con abundante detalle e información adicional. He intentado resumir en el menor espacio posible algo que creo sumamente importante para intentar despertarnos de una vez y comenzar a defender nuestras libertades y vidas que cada día están en mayor peligro.

UN POCO MÁS SOBRE BECHTEL Y SUS “RELACIONES”

Con respecto al agua, actualmente Bechtel ejecuta 1.500 proyectos en 140 países y factura anualmente 15 mil millones de dólares. Dentro de las ciudades con menor acceso a agua potable, 4 son mundialmente conocidas por ser realmente pésimas: Guayaquil, Bagdad, Nueva Orleans (luego del Huracán) y Cochabamba.

Quién está manejando el agua de estas ciudades? Sí, Bechtel.

Esta empresa modelo imperialista no sólo se dedica al recurso hídrico…de hecho, es una de las corporaciones más influyentes y poderosas del mundo debido a su amplio espectro de influencia e inversión.

Bechtel, es una corporación vinculada a la reconstrucción, al petróleo, a las armas e industria farmacéutica. Es decir, vinculada a las actividades que más gente matan en el mundo, y gracias a todas estas guerras, desastres naturales, etc; es una de las pocas empresas reportando ganancias record en estos tiempo de crisis (Bueno…no nos olvidemos de todos los amigos de Wall Street, que están todavía sonriendo de lo fácil que se robaron todo y que son mejores amigos de Bechtel).

Uno de sus administradores no es otro que George Schultz, el antiguo secretario de Estado de Ronald Reagan. Schultz presidió además el Consejo Asesor del Comité para la Liberación de Irak, el lobby pro-guerra financiado por Lockheed Martin (el mayor fabricante de armas del mundo).

La alianza Lockheed Martin-Bechtel augura un nuevo tipo de negocios: la destrucción de un país por un fabricante de armas, y luego su reconstrucción por un especialista en hormigón armado. NEGOCIO REDONDO

Schultz ocupaba también un asiento en la dirección de Gilead Science, el gigante de la industria farmacéutica de cuyo Consejo de Administración era presidente Donald Rumsfeld hasta su retorno al gobierno de Bush. Tanto Schultz, como varios ejecutivos de más alto nivel de Grupo Bechtel, tienen una extensa trayectoria vinculada a la corrupción y al terrorismo.

Algunos casos notorios de corruptela desagradable vinculados a Bechtel:

En la India, Bechtel interpuso un arbitraje en contra del gobierno hindú para recuperar su reclamo por $600 millones invertidos en la Compañía Eléctrica Dabhol, en Maharashtra (sep. 2003).

En Irak, por el proyecto para reconstrucción de la sociedad, en el 2003, debido a la “pobre infraestructura y la deteriorada estabilidad en Irak”, Bechtel recibió $350 millones adicionales al contrato, incrementando su piso a $1.03 billones.

En Costa Rica, hay también una gran investigación y sobradas pruebas de malversación de fondos y corrupción en los contratos a las subsidiarias de Bechtel.

CONCLUSIONES

El caso de Cochabamba, sus actores, su resolución y sobre todo sus implicancias nos permiten reconocer sin matices el verdadero rostro de organismos como el Banco Mundial, el FMI y los todos aquellos famosos “Organismos Internacionales de Crédito” que no son más que fachadas de las corporaciones imperialistas dominantes del mundo.

Esta histórica medida y resolución se abrió camino en silencio durante varios meses a tal punto de ser una novedad para la mayoría de la población mundial, pero es sin embargo el resultado de la lucha sin cuartel por un derecho fundamental en la vida de todo ser, no solo humano. El silencio de los medios de comunicación frente a este caso evidencia una clara e intrínseca complicidad.

El afán por el control de dicho recurso y su explotación, engloba a uno de los más grandes negocios de hoy, y sin dudas el mayor en el futuro próximo.

Esta excelente y positiva noticia de declarar el acceso al agua potable y su saneamiento como un derecho humano universal es un avance, pero para comprenderlo en detalle, hay que ver, y muy de cerca, otros asuntos muy relacionados e igual de importantes sobre los cuales me gustaría hacer un llamado de atención urgente a todos los que reciban este reporte.

A mi entender existe una responsabilidad absoluta y urgente de comenzar a comprender el ataque masivo, sistemático y brutal por parte de las elites gobernantes contra nuestra libertad (contra el mundo entero). De no prestarles la debida atención y actuar en consecuencias, nos llevará inevitablemente a un colapso mundial de proporciones épicas.

Creo firmemente, y tengo muy en claro, muchos aspectos que están realmente mal. El problema es global en todo sentido. No me gusta hablar de “Problema de Sistema” porque es algo muy tabú y muy utilizado por los patéticos personajes que trabajan en los medios de comunicación para atacar o achacar cualquier intento honesto de intentar comprender las causas de semejante oscura realidad, e infinito abismo que se vislumbra.

Creo infinitamente en la capacidad de cada persona que habita este planeta. No creo en dioses o mesías que nos vendrán a sacar de los problemas, ni creo que nadie en el fondo lo crea.

Realmente me sorprende, y creo que en cierto sentido me preocupa mucho, la estupidez mental en la que nos encontramos a nivel general. Tal vez algunos se sentirán ofendidos por la manera en que lo expreso, pero no creo que sobre algo así, haya que usar términos diferentes.

La tan famosa evolución de las últimas décadas muestra sobre todo la búsqueda por encontrar instrumentos y procedimientos que suplantan el uso de nuestro intelecto para resolver cualquier situación. El hombre, siendo un animal de costumbres se encuentra en un estado de “parálisis” mental jamás visto. Utiliza su intelecto cada vez menos y repite sin pensar.

Quienes gobiernan el mundo, entendiendo muy bien esta situación, y sobre todo a través de los medios de “desinformación masivos”, nos presentan estos asuntos pertinentes a nuestra libertad como asuntos complejos y al alcance sólo de “especialistas”, pidiéndonos dejar en sus manos su protección. Nada más falso.

MIREN A SU ALREDEDOR, VEAN LO QUE SUCEDE EN EL MUNDO Y DE UNA VEZ POR TODAS CONCLUYAN Y ASUMAN QUE TODO ESTA PEOR Y ES POR SU CULPA.

Cada vez hay más guerra, cada vez hay más hambre, cada vez hay más enfermedades, cada vez hay peores problemas con el clima.

¿Y todo gracias a que? A ellos principalmente (sus mentiras e impunidad), pero sobre todo a nosotros. A nuestra pasividad y desinterés por sobrevivir y luchar por algo que es justo y noble. Hagámonos cargo de nuestro paso por el mundo y lo que hacemos en él.

Es innegable nuestra complicidad frente a las mentiras y desprecio de los derechos humanos en tantos sitios, y al menos a mi me frustra y deprime. Pero creo que todos llegando a este punto nos pondremos de pie y haremos algo, porque es una respuesta natural.

Luchemos por los DERECHOS HUMANOS UNIVERSALES. Nada malo podrá suceder luchando por ellos. De eso no tengan dudas.

Sin banderas, sin religiones y sin otro objetivo que no sea mejorar nuestra calidad humana, y así defenderemos nuestra libertad.

Los invito a leer la declaración Universal de los Derechos Humanos y a hacer un análisis de la realidad. No conozco texto más inspirador que aquél. Y creo firmemente en que luchar por él es obligatorio. Entendamos los miles que han muerto defendiendo todas estas libertades que disfrutamos hoy, y asumamos esa responsabilidad de luchar por los que vendrán mañana.

Creamos en las capacidades de todos. En la bondad natural del ser humano y nuestra capacidad de logros si actuamos juntos. Somos la inmensa mayoría.

Nunca olvidemos esto. Somos cerca del 99,5% de la población los que estamos señalados como “efecto colateral” por estas corporaciones y patéticos políticos. Este factor humano es más poderoso que todas las armas nucleares del mundo, no les quepa la menor duda.

Les dejo 2 informes / artículos que creo interesantes a leer referidos a esto último.

Declaración Universal de los Derechos Humanos

http://estamosenelhorno.com/2009/02/declaracion-universal-de-los-derechos.html

La importancia de creer en el 99%

http://estamosenelhorno.com/2009/03/la-importancia-de-creer-en-el-99.html

Paul Nakamura

www.estamosenelhorno.com

FUENTES Y ENLACES:

Aguas del Tunari y Bechtel extorsionan a Bolivia por Pablo Solón

http://www.voltairenet.org/article120357.html

La Guerra del Agua – Bolivia: La Lucha de las mujeres del valle de Cochabamba por Elizabeth Peredo Beltrán

http://www.matices.de/49/guerra_del_agua/

Privatización, derecho humano al agua potable

http://www.aguariosypueblos.org/category/ejes-de-actuacion/privatizacion-derecho-humano-al-agua-potable/

Resolución de NNUU:

http://admin.isf.es/UserFiles/File/catalunya/100726_UNDResolucioCAST.pdf

Amnistía Internacional España: Los Estados deben apoyar al derecho al agua y al saneamiento

http://www.es.amnesty.org/noticias/noticias/articulo/los-estados-deben-apoyar-el-derecho-al-agua-y-al-saneamiento/

Tercera edición del Informe sobre el desarrollo de los recursos hídricos en el mundo: El agua en un mundo en cambio

http://www.unesco.org/water/wwap/wwdr/wwdr3/index_es.shtml

Agua que no has de beber… por Altercom, Jaime Galarza Zavala

http://www.voltairenet.org/article129432.html#auteur120290

Bolivia logra que la ONU declare al agua como derecho humano

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=110646

La sed insaciable de las transnacionales

http://www.voltairenet.org/article123953.html#article123953

Bechtel, por Wikipedia

http://es.wikipedia.org/wiki/Bechtel

Algo feo se cocina con el Agua, Ecoportal

http://www.ecoportal.net/Contenido/Temas_Especiales/Agua/Algo_Feo_Se_Cocina_Con_el_Agua

La Guerra del Agua, Ecoportal

http://www.ecoportal.net/Contenido/Temas_Especiales/Agua/La_Guerra_del_Agua

http://www.eldiplo.com.pe/una-autopista-para-la-gran-albania

Ahora es cuando, rebelión.org

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=111341

¡Basta!

Federico Mayor Zaragoza – Comité de Apoyo de ATTAC

Ha llegado el momento de plantarse, de decir con serenidad y firmeza que la humanidad no puede seguir padeciendo los inacabables estertores de un sistema que ha desembocado en la gravísima y múltiple crisis actual (social, financiera, alimentaria, medioambiental, política, democrática, ética…).

Ha llegado el momento de la movilización ciudadana frente al “gran dominio” (económico, energético, militar, mediático), de tal modo que se inicie sin demora la gran transición desde una economía de especulación y guerra (4.000 millones de dólares al día en armas y gastos militares al tiempo -no me cansaré en insistir en ello- que mueren de hambre más de 70.000 personas), a una economía de desarrollo global sostenible, que reduzca rápidamente los enormes desgarros y asimetrías sociales y el deterioro progresivo (que puede alcanzar límites irreversibles) del entorno ecológico.

Ha llegado el momento de impedir y sancionar el acoso que el “mercado”, a través de conspicuas agencias de “calificación”, ejerce sobre los políticos, “rescatadores” empobrecidos que deben aplicarse, a riesgo de hundimiento financiero, a recortar sus presupuestos. Los que preconizaban “menos Estado y más mercado”, asegurando que se autorregularía y que se eliminarían los paraísos fiscales, deben rectificar públicamente y corregir los graves desperfectos ocasionados.

Ha llegado el momento de sustituir los grupos “plutocráticos” que iniciaron el Presidente Reagan y la Primer Ministro Tatcher, que han demostrado su total inoperancia, por unas Naciones Unidas fuertes dotadas de los recursos personales, técnicos y financieros que le permitan cumplir su alta misión (de seguridad internacional; de garante de los principios democráticos; de la libertad de expresión y de acceso a una información veraz; de acción coordinada para reducir el impacto de catástrofes naturales o provocadas; de atención medioambiental; de pautas de desarrollo social y económico oportunamente aplicadas)…

Ha llegado el momento de pasar de súbditos a ciudadanos plenos; de silenciosos a participativos; de espectadores a actores… ahora que las posibilidades de participación no presencial que ofrecen las modernas tecnologías de la comunicación lo permiten.

Ha llegado el momento, sobre todo, a través del ciberespacio de desentumecer nuestros cuerpos amilanados; de despertar en un nuevo día en que las riendas de nuestro destino común ya no estén en las mismas seculares manos.

La comunidad académica, científica, artística, intelectual en suma, debe liderar este proceso que permitirá en menos de diez años llevar a cabo el “nuevo comienzo” que la Carta de la Tierra preconiza.

Ha llegado el momento de plantarse, de alzarse -como nos pidió José Ángel Valente en su verso-, de no cejar.

Ha llegado el momento.