Salir de la recesión

Sufrimos una letanía diaria con la que la propaganda gubernamental nos ha empezado a bombardear desde el arranque  de este curso: “Podemos empezar a salir de la recesión”,  “Hay indicios de que salimos de la recesión!!

¡¡Salir de la recesión!!, ¡¡Salir de la recesión!!… o frases similares como algo asimilable a salir de la crisis.

Como todos sabéis una recesión, en macroeconomía, es el descenso de la actividad económica de un país o región, medida a través de la bajada del Producto Interior Bruto (PIB) real, durante un periodo de tiempo que ha venido a consensuarse en dos trimestres consecutivos.

Pero entonces…  ¿qué es salir de una “recesión”?
Bueno pues en palabras simples, y en economía, es dejar de caer.

Y ¿qué hace algo que ha caído mucho y está ya “por los suelos”?

Pues eso… ¡¡dejar de caer, claro!!
Pero esa situación, por sí misma, no impedirá que permanezca o siga arrastrándose por los suelos.

ESPAÑA, MISIÓN DÉFICIT IMPOSIBLE

Ayer nuestros gobernantes hicieron público el déficit público con el que hemos cerrado el pasado año y resulta equivalente al 8,51 % del PIB.

El año anterior, 2010, lo acabábamos con un déficit del 9,3 % y el resultado de los sucesivos recortes sociales y empobrecimientos presupuestarios ha sido reducirlo en un 0,79.  Ridículo a todas luces, ante el 3,3 que nos exigía la sacrosanta Unión Europea.

Recordemos el plan que ésta nos exige:

Como vemos en el gráfico, para este pasado ejercicio se nos exigía rebajar ese déficit al 6 %  y lo hemos rebasado en más de 2,5 puntos. Y para el próximo año, se nos obliga a bajar a la mitad del de este año. Esto es sencillamente… ¡¡IMPOSIBLE!!

Y a esto, el ministro del ramo (y de la dehesa) Montoro, adelantó ayer que para cumplirlo, el Gobierno “está trabajando” para decidir nuevos recortes y ajustes.

Pero, lo que hace que ese objetivo sea inalcanzable son precisamente estas medidas recién anunciadas de más recortes, que en el contexto en el que nos encontramos, lejos de aportar solución, van a hacer que la acentuada recesión económica en la que nos encontramos se prolongue mucho más y de esta forma generar aún más dolor a la ciudadanía.

EN RESÚMEN, ESE OBJETIVO DE DÉFICIT QUE NOS HA MARCADO LA U.E. ES INCUMPLIBLE

Finalmente echemos una ojeada a la contribución a este déficit de las Comunidades Autónomas en los dos últimos años:

Fuentes: Ministerio de Hacienda, El País y Público.es