Árabe, musulmán, islámico, islamista y… el ISIS, errores y diferencias

Este post es, en parte elaboración propia y en gran parte refundiciónde otros que están en la red y que se reseñan al pie del artículo, así como precisiones y/o correcciones que han ido aportando los lectores. Mi agradecimiento a todos ellos.

Transición página
Frecuentemente naufragamos con esta terminología, incluso -y muy especialmente-, desde los medios de comunicación donde se cometen grandes errores, como por ejemplo llamar “árabe” a cualquier musulmán, o incluso “islamista”.

Este artículo se adentra en terrenos movedizos, por términos no siempre bien definidos o traducidos y, en medio de todo ello conviene no perder de vista la “Islamofobia” que se desata bajo cualquier pretexto, y sobre todo con las acciones de violencia de origen islamista, así como la construcción política de esa fobia a la que han contribuido algunos estados, medios de comunicación y partidos políticos europeos recientemente, llegando incluso a dictar normas en base a unos supuestos “principios de laicidad” como por ejemplo contra el velo islámico, que han generado a la postre la hostilidad contra todo lo islámico y por extensión contra lo musulmán.

Y desde los ámbitos religiosos, se olvida que la religión musulmana es parte de las culturas europeas desde hace trece siglos, los intentos de reescribir la historia intentan borrar una y otra vez su legado y su influencia. La religión musulmana es descrita como extranjera, ajena, exterior, bárbara…, es “el otro”. Y en paralelo se construye el mito del cristianismo como la religión de “los europeos”.

Pues bien, aún así y con todas las cautelas, ya que aquí también puede haber errores puesto que no hay consenso en conceptos entre las fuentes del islam y el mundo occidental, nos adentramos en este interesante terreno.

Vayamos por partes, de más sencillo a más complejo.
Sigue leyendo “Árabe, musulmán, islámico, islamista y… el ISIS, errores y diferencias”