Jubilaciones: QUE NO NOS ENGAÑEN

Esta es la realidad de las pensiones en nuestro contexto europeo:

Uno de los MENORES GASTOS en relación al PIB y una edad real de jubilación de las MÁS ALTAS.

Fuente:  El Correo


En los cambios que están adoptando otros países, además de las edades se ha de observar sus fechas de aplicación:

  • Austria, incrementará de los 60 a los 65 años entre 2024 y 2033.
  • Bélgica, para las mujeres, de los 64 a los 65 años desde 2009.
  • La República Checa, incrementará hasta los 63 años para los hombres y de 59 a 63 años para las mujeres, para el año 2013.
  • Dinamarca, incrementará de los 65 a los 67 años entre 2024 y 2027.
  • Alemania, incrementará de los 65 a los 67 años entre 2024 y 2029.
  • Hungría, incrementará de los 65 a los 67 años en 2020 para las mujeres y de los 62 a los 65 años para los hombres. Además, en una segunda fase, a 68 años para las mujeres y a 69 años para los hombres en 2050.
  • Italia, incrementará de los 57 a los 58 años en 2008 y a 61 años en 2013.
  • Reino Unido, incrementará a los 65 años en 2020 sin diferenciar entre hombres y mujeres y aumentará a los 68 años entre 2024 y 2046.
  • Francia, pasará de los 60 años actuales a los 62

Jubilación dorada para los comisarios europeos

diario Público

Reciben un mínimo de 96.000 euros anuales durante tres años después de dejar el cargo

Se llama sistema de indemnización transitoria y de él se benefician 17 antiguos comisarios europeos. El Ejecutivo de la Unión Europea se vio obligado ayer a reconocer una información del diario The Financial Times Deutschland, según la cual los ex comisarios cobran hasta el 65% de su sueldo hasta tres años después de haber dejado el cargo. De esta forma, reciben un mínimo de 96.000 euros al año. Además, pueden seguir percibiendo esa indemnización incluso cuando ya han encontrado otro trabajo.

El ex comisario de Pesca, el maltés Joe Borg, recibe 11.000 euros al mes, pese a haber pasado a formar parte de un grupo de interés (o lobby) en el sector pesquero, al que ofrece sus contactos e influencia. El que ocupó la cartera de Mercado Interior, Charlie McCreevy, también se beneficia de este sistema de indemnización -cobra también 11.000 euros al mes-, destinado a “ayudar a los comisarios a reintegrarse en el mercado laboral sin tener que agarrarse a cualquier empleo que aparezca”, según explicó ayer Michael Mann, el portavoz comunitario. McCreevy, criticado por negarse a reglamentar el mercado financiero antes del estallido de la crisis, encontró trabajo en la aerolínea irlandesa Ryanair.

La Comisión Europea puntualizó que “en el caso de que, con la indemnización y su nuevo sueldo ganen más que cuando eran comisarios, lo que perciben se reduce”.

Código ético

Bruselas tiene un código ético y de incompatibilidades que funciona mal. Varios comisarios pasaron de dirigir a un cuerpo de centenares de funcionarios a empresas o lobies. Por eso, el presidente de la Comisión, José Manuel Durão Barroso, prometió en plena campaña por su reelección investigar si era necesario reformar este sistema. A preguntas de los periodistas, el portavoz comunitario se negó a revelar si actualmente se está preparando un cambio en la ley.

El conflicto de intereses que surge cuando los responsables de vigilar por la legislación comunitaria pasan al sector privado es un tema que viene de lejos. Uno de los casos más sonados fue el del alemán Martin Bangemann, ex vicepresidente y Comisario del Mercado Interior, de Empresa y de Industria. En junio de 1999, cambió la Comisión de Bruselas por el consejo de administración de Telefónica. El entonces presidente de la empresa española, Juan Villalonga, presumía de haber fichado al “Ronaldo de las telecomunicaciones”.

La revelación del sistema de indemnización viene en un momento poco oportuno para la Comisión. El Ejecutivo comunitario mantiene un litigio con los 27 gobiernos de los estados miembros al reclamar una subida salarial para los funcionarios comunitarios de un 3,7% en 2010, algo que fue vetado a principios de año por el Consejo de Ministros de la UE.